Hábitos que están acabando con tu dieta, ¡no lo permitas!

Puede suceder que a la hora de la comida sigas hábitos que están acabando con tu dieta y ni siquiera te has dado cuenta. Día tras día tienes hábitos que ya haces de manera mecánica. Sin embargo, eso puede ser la causa de que cada dieta que sigues no dé resultados ni en casa ni en el trabajo. ¡Toma nota y ya no lo hagas!

Galletitas y café

Muchas personas inician el día con un delicioso café acompañado de galletitas o algo parecido. Son deliciosos, pero terribles para tu dieta. Si pretendes bajar de peso, déjame decirte que será imposible con ese mal hábito. La cantidad de carbohidratos y azúcar son demasiados para tu organismo a tan temprana hora. Para que no hagas ese combo mortal, mejor toma tu café pero come alguna fruta. También puede suceder que compres jugos naturales porque tienes la idea de que son mejores para tu cuerpo. La gran cantidad de azúcar que tienen está acabando con tu dieta. El golpe de glucosa sólo ocasionará que te dé más hambre.

Más y más snacks

Cuando estás en el trabajo, es más probable que hagas cosas indebidas y termines arruinando tu dieta. Brian Wansink, doctor en nutrición, explica que comemos el doble de alimentos cuando los tenemos en nuestra línea de visión. Lo mejor será tener los snacks escondidos para que no los tomemos a la primera. Además, de acuerdo a un estudio de la Academia de Nutrición y Dietas, solemos comer menos saludable cuando estamos en grupo. Es un modo con el que creemos encajar. Lo ideal es que, si estás en el trabajo, cargues tus alimentos preparados en casa en vez de comprar.

Poco ejercicio y demasiado trabajo

El estar encerrado no es pretexto para que no te muevas un poco de vez en cuando. Estés en casa o en oficina, busca un momento para caminar. La caminata beneficia tu salud física y mental, además te ayuda a quemar calorías. Eres más creativa y proactiva. Además de no moverte lo suficiente, el exceso de trabajo también tiene consecuencias negativas.

Ten en cuenta que el organismo es muy sabio, cuando estamos cansadas o estresadas el cuerpo pide energía extra. Sabe que durmiendo o comiendo la obtendrá.

Este video te puede gustar