Guía para que le enseñes a tus hijos que nadie debe tocar su cuerpo

Muchas personas aún no entienden la importancia de la educación sexual a temprana edad. Peor aún, la delegan a las escuelas en vez de hablar con sus hijos. Esto es muy peligroso pues algún extraño podría aprovecharse de esa situación y lastimar a su pequeño. En este sentido debes enseñarle a tu hijo que nadie más puede tocar su cuerpo ni lastimarlo. Si no tienes idea de cómo hacerlo, te dejo esta pequeña guía.

Llama a cada cosa por su nombre

Miles de veces he escuchado que los padres tienen apodos para los genitales. En vez de decir pene, vagina, ano, dicen “pajarito”, “pipí”, entre otros sobrenombres. Por una parte se entiende que lo hagan con la mejor de las intenciones y que inclusive lo hagan con cariño, pero esto le hace mucho daño a sus hijos. Debes decirles claramente cómo se llama cada parte de su cuerpo, de esa forma ese lenguaje les parecerá natural. En consecuencia, expresarán sus dudas de forma clara y no se avergonzarán de su cuerpo.

Tu cuerpo es sólo tuyo

Es muy importante que le enseñes a tu pequeño la importancia y valor de su cuerpo. No sólo es el medio que le permite vivir, sentir y experimentar en el mundo, sino también es el espacio en el que se desarrolla tanto intelectual como emocionalmente. Por ello tiene la responsabilidad de cuidarlo y amarlo. Por tanto nadie puede tocarlo o forzarlo a tocar a alguien más. Así mismo, siempre debe contarte sobre cualquier situación que lo haga sentir incómodo ya sea un abrazo, un beso o una caricia sin importar quien se la dé.

Hay lugares y momentos para explorarte

Todos tenemos el derecho de explorar nuestro cuerpo, mediante esa exploración lo conocemos un poco más. Así mismo nos facilita detectar alguna enfermedad que pueda presentarse. Por eso debes enseñarle a tu hijo que no tiene nada de malo el tocarse, pero existen lugares y momentos para hacerlo.

Debes respetarte y respetar a los demás

Finalmente, así como esperas que las personas respeten a tu hijo, tú debes enseñarlo a respetar a los demás. Así como nadie puede tocarlo o lastimarlo, él debe respetar la individualidad e integridad de los demás. Sólo así lograrás que él sea una persona sana tanto emocional como psicológicamente.

Este video te puede gustar