Gestación subrogada, lo que debes saber sobre ella

Muchas familias en México y en todo el mundo desean con muchas ansias tener un bebé, pero no pueden. Para todas ellas ha salido una alternativa, la gestación subrogada. Sin embargo, ¿estarías dispuesta a recurrir a este método para tener un bebé?

En qué consiste la gestación subrogada

Es una técnica de reproducción asistida, en la que una mujer decide tener el hijo de otra persona o pareja. Se crean varios embriones mediante fecundación in vitro y luego se transfieren al útero de la mujer gestante. En la medida de lo posible son utilizados los óvulos y espermatozoides de la pareja que desea fundar una familia. Hay otros casos en los que se usan óvulos o semen de donantes. La única función de la gestante es esa, gestar y dar a luz al bebé. Tras el parto el bebé es entregado a los padres intencionales. La gestante renuncia a su derecho de maternidad.

Tipos de gestación

Varia en función a dos aspectos:

  • Procedencia de los óvulos:
    • Tradicional, parcial o lineal. La gestante es la madre biológica o genética del embrión. La gestante proporciona su propio óvulo y se aplica la inseminación artificial con semen de un donante o del futuro padre.
    • Gestacional. La gestante sólo actúa como tal, sin aportar ovocitos. El bebé será biológicamente de los padres intencionales (a veces con ayuda de un donante). Es el método más usado en la actualidad.
  • Compensación a la gestante: depende de si la gestante recibe compensación económica o no.
    • Comercial. La gestante recibe un pago por el embarazo, además de los gastos derivados del mismo.
    • Altruista. No recibe ningún pago, sólo el reembolso de los gastos derivados del embarazo (ropa, médico, alimentación, pasajes, etc.).

En la vida real, tanto personas famosas, como cualquier otro cuidadano recurren a este tratamiento. Los precios varían dependiendo el lugar y país donde se realice.

Este video te puede gustar