Gastritis nerviosa: no te acostumbres a ella

La gastritis nerviosa en una enfermedad que cada vez se hace más y más común. Al grado de que aprendemos a vivir con ella. La vida ajetreada y llena de estrés que llevamos es uno de los principales factores. No tienes por qué sufrirla. La gastritis nerviosa, aunque considerada por varios como una enfermedad crónica, puede resolverse cambiando algunos hábitos.

¿Qué es la gastritis nerviosa y por qué la tengo?

Hay una bacteria que causa la gastritis común. En el caso de la gastritis nerviosa el estrés causa mayor segregación de ácido en el estómago. Esto disminuye el volumen de la mucosa, el revestimiento natural del estómago y crea inflamación y otros malestares. El estrés, pasar demasiadas horas sin comer o comer demasiado de una vez, consumir grandes cantidades de grasas y azúcares y el consumo de tabaco y alcohol, propician a la gastritis nerviosa.

¡Tiene cura!

Lo que tienes que hacer

  • Controla tu estrés: Dado que este tipo de gastritis está relacionada muy de cerca con el estrés, la ansiedad y los cambios de humor, hay que aprender a manejar mejor las situaciones estresantes. Busca actividades que te relajen, como pintar, meditar o hacer yoga. En especial, ¡date tiempo para ti! Relájate, el mundo no depende de ti, tu estómago, sí.
  • Alimentación saludable: Frutas, verduras, legumbres, cereales, carbohidratos integrales y carnes magras deben estar incluidos en tu dieta. Son fuente de fibras y proteínas, además de tener propiedades antioxidantes, excelentes para ayudar a recuperar la mucosa estomacal. Despídete de frituras, dulces, refrescos y alcohol.

Este video te puede gustar