Gases durante la menstruación, por qué sucede eso

Cada mes, cuando llega nuestra menstruación, nuestro cuerpo sufre muchos cambios. Las hormonas trabajan a todo lo que da y sin duda no son los días más gratos del mes. Hay gases durante estos momentos, al igual que problemas digestivos. Seguro lo has notado, pero jamás habías relacionado una cosa con otra. Debes saber que en efecto, tienen mucha relación.

Sistemas ¿independientes?

Cada sistema del organismo tiene un nombre propio y eso nos lleva a pensar que cada uno funciona por cuenta propia. Sin embargo, todos funcionan en conjunto. Ahora imagina cómo se ponen las cosas durante la menstruación. Además, si tienes problemas digestivos, la cosa se complica aún más. Los gases durante la menstruación son algo que vivimos dos terceras partes de la población femenina. Por desgracia no existe una explicación exacta de por qué sucede.

Proceso gastrointestinal

Te guste o no, es normal que tu organismo expulse de 5 a 20 gases al día. Durante la menstruación, se incrementan. Los gases se generan en el estómago e intestino cuando se descomponen los alimentos. Algunos alimentos producen más gases que otros y también depende del sistema digestivo de cada una de nosotras. En la etapa de la menstruación, las hormonas tienen efectos negativos en el sistema digestivo. Por lo tanto puede haber:

  • Diarrea. Puede aparecer en los días previos a la menstruación debido al exceso de serotonina y oxitocina. Estos causan mucho movimiento en los intestinos.
  • Estreñimiento. Durante la ovulación el ciclo de progesterona disminuye y los músculos del tracto digestivo se relajan. Dando origen al estreñimiento.
  • Gases. El cambio hormonal altera el ritmo de la digestión y causa que se acumulen más gases durante el periodo.

Gases durante la menstruación

Si experimentas las tres cosas durante esos días, es el malestar generalizado, conocido como estrés intestinal. Las prostaglandinas, son hormonas responsables de los cólicos menstruales. Si eres una mujer con muchos problemas intestinales, también hay más concentración de prostaglandinas. También las bacterias de los intestinos cambian con cada ciclo menstrual, influyendo en la fermentación bacteriana. Por todo eso, los gases huelen más fuerte y fétidos. Lo mejor es que durante tus días, evites el café y los lácteos.

Este video te puede gustar