Gánale a la ansiedad durante la dieta

Cuando dejamos de ingerir hidratos de carbono y azúcares en la cantidad que lo hacíamos antes de empezar la dieta, nuestro cerebro se encapricha con ciertos alimentos, lo que nos provoca cierto nivel de ansiedad. Esto puede provocar que fracasemos al seguir la dieta y que la pasemos muy mal. Por lo general, nuestro estómago se encuentra saciado, pero es nuestra mente que flaquea ante ciertos alimentos. Para seguir tu dieta triunfalmente y no sucumbir ante los antojos, sigue los siguientes consejos para ganarla a la ansiedad durante tu dieta.

Frutos secos

Cuando estamos luchando con la ansiedad, regular los niveles de serotonina es importante para que nos sintamos bien. Necesitamos un aumento en los alimentos que contienen triptófano. Este es un aminoácido esencial que regula los niveles de la hormona del placer. Incluye en tu dieta lácteos, como leche, queso, requesón y queso cottage (descremados) para sentirte bien y sin ansiedad. De igual forma, el plátano y los frutos secos (de cuatro a cinco al día) pueden ayudarte.

Prefiere alimentos integrales

Los cereales integrales te darán una mayor sensación de saciedad. Prueba añadiendo algunas semillas a tu yogur o comiendo barritas de cereales. Durante el desayuno puedes incluir un pan integral. Por otro lado, durante las comidas fuertes podrías añadir pasta o arroz integral. No solo te harán sentir llena por más tiempo, sino que aportarán fibra a tu dieta.

Bebe agua

Los momentos más difíciles son cuando se acerca la hora de tu siguiente comida. Para reducir la ansiedad, bebe un vaso de agua diez minutos antes de la hora de comer. Además de que te sentirás más tranquila, te ayudará a que tu cuerpo metabolice las grasas. Procura beber al menos litro y medio al día; mientras más bebas más fácil tu cuerpo expulsará lo que no necesitas.

Espirulina para la saciedad

Puedes recurrir a remedios naturales que te hagan sentir llena por más tiempo. Un buen ejemplo es el alga espirulina, quedes encontrar de forma concentrada y prensada en tiendas naturistas. Lo maravilloso de esta es que aumenta su volumen cuando llega al estómago, por lo cual es recomendable beberla con mucha agua.

Busca el equilibrio

Olvídate de la ansiedad mediante el ejercicio. Por ejemplo, quizás es el momento de que busques alguna clase de yoga o pilates o cualquier deporte que exija un equilibrio entre cuerpo y mente. Te enseñarán técnicas de relajación y de respiración que, sin duda, te ayudarán a librarte de la ansiedad.

Mantén tu mente ocupada

Mientras más estés pensando en la dieta y la comida, mayor estrés y ansiedad sentirás. Así que mejor realiza alguna actividad que te relaje y distraiga como dibujar, pintar, etc. Debe ser algo que requiera de tu total atención. Verás cómo la ansiedad desaparece y el tiempo pasa volando.

Además, puedes comer colaciones que sean bajas en calorías, aquí te dejo algunas opciones.

Este video te puede gustar