Free bleeding, la tendencia de no usar productos para la regla

Cólicos, un poco de entumecimiento en los músculos y un gran vaivén emocional son algunas de las señales que nuestro cuerpo manda cuando estamos a punto de pasar por nuestro periodo. Muchas de nosotras usamos productos higiénicos estos días; sin embargo, algunas cuantas mujeres han decidido adoptar el free bleeding

¿El free… qué?

Me refiero a sangrar libremente sin tener nada de por medio. Estas mujeres están convencidas de que las manchas de sangre no son algo que debería avergonzarnos. Esta tendencia comenzó en los años 70 como una protesta ante el síndrome del shock tóxico, un trastorno poco frecuente que se asocia al uso de tampones. Unos años después, en el 2014, Kiran Gandhi corrió la maratón de Londres sin nada que retuviese su periodo menstrual. Corrió por las mujeres y niñas que no cuentan con los medios suficientes para tener acceso a los productos de higiene. Corrió también por comodidad, ella no quería pararse a cambiar su toalla. Las chicas que practican el free bleeding buscan que cada mujer y niña se sienta a gusto con este proceso tan natural que ocurre cada mes.

Sangrar libre no significa estar incómoda o que se manche tu ropa

Las chicas que siguen el free bleeding aplican una técnica basada en los ejercicios de Kegel. Tú puedes usarla. Mediante los movimientos de contracción retienes la sangre que baja por tu cuello uterino lo suficiente como para ir al baño y descargarlo. Sin accidentes, solo escuchando a tu cuerpo y practicando estos ejercicios. La sensación de practicar estos ejercicios es como presionar la vejiga cuando tienes ganas de orinar. Controlar el flujo de la menstruación es posible con algo de práctica y mucho autoconocimiento. Es increíble lo que el cuerpo humano puede hacer cuando lo conoces. ¿Qué hubiera pasado si esta información nos la hubiesen dado desde nuestra primera regla? Seguramente las toallas y productos higiénicos ni siquiera serían tan necesarios.

Las ventajas del free bleeding

Esta curiosa práctica parece cambiarle el chip a las mujeres, pues muchas de ellas están encantadas con las ventajas:

  • Sangras menos. Al menos es la percepción de las chicas que han intentado el free bleeding.
  • No contaminas. Sin duda, esta es la mejor ventaja para cuidar nuestro planeta.
  • Cambia la relación que tienes con tu regla. El free bleeding te invita a tener una relación más cordial con tus días. Te enseña a escuchar a tu cuerpo, a conocerte mejor.

Al final de esto se trata seguir estos movimientos, pues la regla no es algo de lo que debas avergonzarte. Las manchas de sangre en la ropa son naturales. Comencemos a cambiar la mentalidad de las chicas más jóvenes, pues estos procesos naturales no deberían seguir siendo un tabú.

Este video te puede gustar