¡Fortalece tu core!, tiene más de un beneficio

El core son todos los músculos de la parte central del cuerpo. También se les llama músculos estabilizadores, involucra los músculos abdominales y de la espalda baja. Mantener estos músculos fuertes es esencial porque son el soporte de nuestro cuerpo. Fortalecer el core ayuda a corregir la postura y a hacer los movimientos más eficientes y funcionales. Desarrollar estos músculos es fundamental para la eficiencia en cualquier otra rutina y mejorar en cualquier otro deporte.

Estos son los beneficios de fortalecer el core:

  • Permite desarrollar un gran control corporal.
  • Corrige problemas de postura.
  • Incrementa la flexibilidad, la fuerza y la resistencia.
  • Previene y te ayuda en la recuperación de lesiones musculo-esqueléticas.

Plancha

Para realizar este ejercicio primero túmbate boca abajo. Tus codos deben ir  apoyados a la altura de tus hombros. Mientras, tus piernas deben estar ligeramente separadas y las puntas de tus pies apoyadas en el piso. Levanta torso y piernas manteniendo la espalda recta y mantén durante 20 segundos. Si eres principiante puedes bajar este tiempo pero trata de esforzarte y mantenerte el máximo tiempo posible.

Plancha lateral

Desde la posición de plancha apoya tus rodillas. Gira tu brazo derecho hacia el centro y estira el brazo izquierdo hacia afuera girando el torso y la cadera. Deberías quedar sostenida sobre tu codo y tus pies. Puedes poner tu pie izquierdo sobre el derecho o ponerlo enfrente. Es importante que mantengas tu cuerpo en una línea recta subiendo las caderas. Mantén la postura durante 20 segundos. Aunque seas principiante deberías poder mantener esta postura el tiempo recomendado.

“V”

La “V” es un gran ejercicio de fortalecimiento del core muy popular en pilates. Siéntate en el suelo con las piernas estiradas, levántalas hasta que queden a 45 grados de tu tronco, echando éste hacia atrás. Mantén la postura 20 segundos y túmbate en el suelo otra vez de manera controlada.

Tijeras

Las tijeras van a poner a funcionar también a nuestras piernas. Túmbate en el suelo con las piernas estiradas, levanta una hasta que quede en un ángulo de 90 grados con respecto a nuestro tronco (que mantendremos recostado) y la otra pierna levántala 2 o 3 centímetros del suelo. Después alterna las piernas haciendo el movimiento de la tijera. Si te resulta complicado el movimiento puedes meter las palmas de las manos debajo de los glúteos, eso ayudará a mantener la estabilidad d tu cuerpo.

Superman

Túmbate boca abajo con los brazos estirados por encima de la cabeza. Relájate. Alza los brazos y las piernas lo máximo posible y mantén la postura durante 20 segundos.

Postura del gato

Es importante al final de cada serie para quitar la posible tensión acumulada. Ponte a gatas con la espalda recta y realiza un estiramiento hacia arriba, alzando la espalda baja lo máximo que puedas. Realiza la contra-postura hacia abajo, arqueando la espalda lo máximo posible. Realiza 20 repeticiones.

Este video te puede gustar