Formas científicamente probadas de sentirte mejor durante los días cortos

Es un hecho: la temporada invernal puede causar estragos en tu estado de ánimo. Finalmente nuestro cuerpo también es sensible al sol y a la luz. Es por la luz que dormimos de más y es por lo mismo que nos sentimos un poco más decaídos que de costumbre. Por otra parte, no hay nada de qué preocuparse; existen algunas soluciones para sentirte mejor con los días cortos pase lo que pase.

Sal a correr

El ejercicio es uno de los mejores remedios para desaparecer la depresión estacional. Aprovecha la luz del día, levántate más temprano y decídete a correr algunos kilómetros mientras sale el sol. Deja de pensar en lo corto que será tu día o en la oscuridad. Disfruta de la luz que hay en este época del año, los atardeceres suelen ser los más hermosos. Encuentra el lado positivo dentro de lo negativo. No dejes que la falta de luz te derrote, agarra tus tenis y comienza a hacer un poco más de ejercicio. Verás címo te sientes mejor después de un tiempo.

Aromaterapia

¿Tienes una idea del bien que te puede hacer un baño caliente? Déjame decirte que consentirte está permitido. ¿Qué mejor si lo haces con un poco de aromaterapia? La próxima vez que te bañes agrega a tu esponja unas gotas de aceites esenciales y frótala contra tu cuerpo. Date la oportunidad de consentirte un poquito más que de costumbre. No te sientas mal por sentirte mal es una situación super natural, no eres la única que se siente decaída en esta temporada.

Vitamina D

Los días cortos pueden afectar la forma en la que vemos el mundo. Una forma de sentirnos mejor y con más energía es acudir a la nutrición. Algunos médicos coinciden en que una forma de aliviar la depresión es ingerir algo de vitamina D, esta ayuda bastante a los pacientes que sufren de depresión clínica.

Finalmente el decaimiento es una alteración de la que nadie te puede sacar, más que tú misma. Anímate a darle la vuelta a la situación.

Este video te puede gustar