Fístula obstétrica, algo común de lo que pocos hablan

Cuando se sabe que una mujer está embarazada, todo es felicidad a su alrededor. Piensan en lo maravilloso que es traer a un pequeño ser en el vientre. Desean que llegue el momento de tenerlo ya en brazos. Sin embargo, hay cosas de las que casi no se habla. Una de ellas es la fístula obstétrica, una de las principales causas de mortalidad materna.

De acuerdo a las estadísticas

La OMS informa que entre 50000 y 100,000 mujeres en todo el mundo padecen una fístula obstétrica. Se le llama así a la formación de un orificio anómalo en la vía del parto. Se le considera una de las causas principales de mortalidad como consecuencia del parto obstruido. Se calcula que en Asia y en África subsahariana más de 2 millones de mujeres padecen fístula sin tratar. Algunos de los síntomas de estas mujeres son: incontinencia urinaria, infecciones cutáneas, trastornos, vergüenza y problemas de salud. Si el problema no se trata podría ocasionar la muerte.

Prevención de la fístula obstétrica

Las mujeres podrían prevenir la fístula obstétrica si se retardara la edad del primer embarazo. También es importante poner fin a algunas tradiciones que tienen en algunos países (principalmente África), pues son nocivas para la salud de las mujeres. Además, se necesita proporcionar acceso a la asistencia obstétrica a toda mujer que lo requiera. Si las mujeres no tienen la asistencia necesaria, su salud y la del bebé podría estar en riesgo. Para combatir la fístula obstétrica se recurre a la intervención quirúrgica sencilla, la cual repara el orificio que comunica con la vejiga urinaria o el recto.

El nivel socioeconómico influye mucho

Por desgracia, la mayoría de casos de mujeres afectadas viven en extrema pobreza. Para subsistir dependen económicamente del hombre con el que se encuentran. De la misma forma, al no tener los recursos necesarios, viven en un lugar en el que los sistemas sanitarios son incapaces de prestar la asistencia sanitaria y en buenas condiciones. Si se diera la orientación necesaria en cuanto a planificación familiar, atención en el parto y asistencia de urgencia, sería diferente.

Es importante que cualquier duda la resuelvas con tu médico. Durante el embarazo y luego de, no dejes de acudir a tus citas médicas, son muy importantes.

Este video te puede gustar