Fibrosis uterina, todo lo que hay que saber sobre ella

Las fibrosis uterina son tumores benignos que pueden desarrollarse en el interior del útero. Hay de muchos tipos que presentan desde síntomas muy leves, hasta casos muy dolorosos. En muchas ocasiones, hay mujeres que ignoran su existencia. Aquí te decimos todo lo que necesitas saber acerca de la fibrosis uterina.

¿Qué es la fibrosis uterina?

  

Ya mencionamos que son tumores benignos que se desarrollan en el interior del útero. El problema es que escuchamos “tumor” y de inmediato lo relacionamos con algo malo. Pues en este caso, no es así. La fibrosis uterina no son tumores malignos, sino un cúmulo de células que se replican y que van creciendo exageradamente, pero no se expanden, que es lo que ocurre con el cáncer. De hecho, los fibromas uterinos son muy comunes y la mayoría de las veces pueden ser muy pequeños y no causan problemas.

Síntomas

Muchas veces la fibrosis uterina no presenta síntomas. Y como ocurre con muchas enfermedades del sistema reproductivo, la única forma de detectarla es con estudios de rutina. Aún así, según su ubicación, tamaño y número pueden causar los siguientes síntomas: períodos menstruales muy abundantes (que pueden derivar en anemia), molestias durante las relaciones sexuales, inflamación del vientre bajo, presión sobre la vejiga que lleva a una continua urgencia de orinar y dolor de espalda baja o piernas.

¿Quiénes son más propensas? 

La herencia es un factor de riesgo para tenerla y contra eso no hay nada que hacer. También eres más propensa si tienes ciclos menstruales no regulares, niveles altos de estrógenos, obesidad o has dado a luz después de los 30. La fibrosis uterina se diagnostica a través de un ultrasonido o examen pélvico. Cualquiera que sea el caso, recuerda que la mejor manera de prevenir esta, o cualquier enfermedad, es ir a revisiones de rutina con tu ginecólogo. 

Este video te puede gustar