Fibra: descubre por qué es tu mejor aliada a la hora de comer

El mundo nos ha brindado muchos ingredientes que resultan grandes amigos de nuestro organismo. La fibra es uno de ellos. Aunque no lo creas, es la mejor aliada a la hora de buscar salud mientras comes. Lo primero que debes hacer es dejar de lado la idea de que la fibra es para el estreñimiento. Sí, mejora el tránsito intestinal, pero también previene la diabetes y alteraciones cardiovasculares.

La fibra y tu cuerpo

La fibra soluble se encuentra en legumbres, en la pulpa de la fruta y los vegetales, y en vainas. Es un elemento que se disuelve formando una sustancia gelatinosa que se moviliza por la pared intestinal. Por otra parte, la fibra insoluble está presente en cereales integrales, así como las pieles de frutas y verduras. No se disuelve, se queda en tu organismo e incrementa el volumen y suavidad de los desechos.

Tu mejor aliada

La flora intestinal procesa la fibra y la usa de diferentes maneras. Usa los carbohidratos como energía, pero también fabrica ácidos grasos de cadena corta. Es impresionante ver cómo la fibra, sin ser un nutriente, cumple grandes funciones en tu cuerpo. De acuerdo a algunos expertos, tiene propiedades antiinflamatorias que ayudan a mantener la salud a largo plazo. La fibra protege tu salud digestiva, reduce el riesgo de osteoartritis y también los niveles de colesterol. También previene el cáncer de mama.

Pérdida de peso

Dejando de lado los beneficios que te ofrece a largo plazo, también favorece la pérdida de peso. La fibra absorbe más agua y eso permite que se mantengan estables los niveles de azúcar en la sangre. Eso hace que te sientas saciada más tiempo y por consiguiente, comas menos. Sin duda, debes considerar agregarla a tu dieta. Nunca está de más un delicioso pan integral para acompañar tu desayuno o comida.

Este video te puede gustar