Si experimentas estos síntomas, no hay duda: ¡estás embarazada!

No hay mujer que no piense que está embarazada cuando el periodo se retrasa. ¡Dime que no es cierto! Claro que sí, sin embargo no deberías basarte en un solo síntoma para descubrir si estás embarazada o no. Incluso los síntomas más inofensivos podrían ser una gran señal de que esperas un bebé. Así que si experimentas estos síntomas, no hay duda de que ¡estás embarazada!

Pequeño sangrado vaginal

Muchas mujeres confunden el sangrado vaginal con la llegada de la menstruación. Sin embargo, si tu periodo recientemente pasó o solo presentas el sangrado una vez, significa que tu óvulo ya fue fecundado por el espermatozoide. Este síntoma tiende a presentarse un mes después de las relaciones sexuales. Tal vez para ti sea algo tan normal que ni desconfías de este pequeño sangrado. Tan solo cuídate pues al presentar este y varios síntomas juntos es porque estás embarazada.

Aumento en el volumen de los senos

No, los senos no crecen de la noche a la mañana ni mucho menos en varios días. Primero que nada, tus senos han terminado de crecer pues están desarrollados. La única razón por la cuál aumentan su tamaño es por el embarazo, además los sentirás mucho más sensibles. Normalmente este síntoma aparece en el segundo mes de embarazo.

Alteraciones en la apariencia de tus senos

Tus pezones se oscurecieron, las venas se marcan alrededor de ellos y tus senos se volvieron más voluminosos. Estas son algunas de las alteraciones en la apariencia de tus senos causada por los cambios hormonales del embarazo.

Náuseas y vómitos

Este síntoma no aparece a las dos semanas o al mes, en realidad lo sientes cuando pasan dos o tres meses. Así que no te espantes tan rápido si te sientes mal o se retrasa tu periodo después de las relaciones sexuales. Las náuseas y los vómitos se presentan durante el primer trimestre del embarazo.

Mucho sueño y fatiga

Si experimentas muchísimo sueño y te sientes cansada todo el día ¡aguas!, sí puedes estar embarazada. Tan solo piénsalo ¿cuántas siestas habías tomado al día o cuántas horas habías dormido? Todo esto sucede por las alteraciones hormonales sobre todo de la progesterona. Tu cuerpo exige un descanso diario y una buena siesta es todo lo que necesitas y lo que tu bebé también quiere.

Tienes ganas de ir al baño seguido

Y sí, tienes muchas ganas de orinar. Incluso vas y haces un chorrito, después pasan unos minutos y nuevamente quieres ir al baño. Podría ser una infección urinaria, pero si presentas otro de los síntomas mencionados, es señal de que estás embarazada.

Este video te puede gustar