Diferencias entre parto vaginal y cesárea, ¿cuál es mejor?

El parto vaginal es la opción número cuando cuando de nacimientos se trata. Sin embargo, parece ser que esa opinión ha cambiado. Es cierto que 8 de cada 10 mujeres prefieren el parto natural antes que la cesárea. Sin embargo, en la actualidad la cesárea se practica más veces de las que debería. Conoce las diferencias más significativas para que tomes la mejor decisión.

Principales diferencias

La cesárea se diferencia del parto vaginal porque es una operación quirúrgica que puede durar entre 20 o 30 minutos si no hay contratiempos. Esta operación se programa de manera regular, pero puede ser usada como salida de emergencia en condiciones de riesgo.

Dolor

En el parto vaginal se presenta la dilatación y dolor de las contracciones, cosa que en la cesárea no se presenta, aunque sí de la herida. Además, en esta operación quirúrgica se aplica anestesia espinal para bloquear la zona sensorial y motora desde el ombligo hasta las extremidades inferiores. También es necesario poner un catéter vesical porque no se advierte el estímulo de la orina.

Experiencia para la mamá y el bebé 

En una cirugía, la mamá no puede hacer nada más que esperar a que la abran, saquen a su bebé y la cierren. Además, con la anestesia no puede moverse, por lo que su bebé no puede estar desde el momento del nacimiento con ella y eso le da a la madre una sensación de que algo falta. En cambio, en el parto, actualmente las mamás pueden ser partícipes de su parto y tomar decisiones según vaya desarrollándose todo. Para el bebé la experiencia de la cesárea puede ser algo traumática. Se debe a que el nacimiento sucede de repente, sin que él lo haya decidido. También puede sufrir estrés respiratorio, el cual no se presenta de forma tan impactante en bebés nacidos por vía vaginal.

Recuperación

El nacimiento por vía vaginal provoca lesiones en el perineo, pero la recuperación es muy pronta. Lo contrario sucede en la cesárea, pues se hace una herida de 10 a 12 centímetros encima del pubis o debajo del ombligo al pubis. Se deben hacer cortes en las diferentes capas de la piel para poder llegar al bebé. Después de eso, durante varios días la herida será incómoda, por lo que los cuidados deben ser mayores.

Este video te puede gustar