Existen madres que se arrepienten de tener hijos :(

Prácticamente ninguna madre sería capaz de admitir públicamente que fue un error tener hijos. Finalmente, los padres saben que tener hijos es una tarea complicada, pero a menudo hay más pros que contras. No obstante, es una realidad cada vez más frecuente encontrar a madres que se arrepienten de tener hijos.

No obstante, tenemos que hacer una aclaración. Arrepentirse de la maternidad no quiere decir odiarla o no querer a los hijos… Algunas psicólogas y sociólogas expertas han indagado en el tema. Estas son las conclusiones a las que se han llegado. ¿Es posible arrepentirte? ¿Está mal? ¿Por qué pasa? ¿Están mal estas mujeres?

¿Cuántas mujeres se arrepienten de la maternidad?

En una encuesta realizada en 2016 en Alemania, 8% de un total de 1,200 mujeres dijeron lamentar haberse convertido en madres.  Mientras que en 2015, la socióloga israelí Orna Donath publicó un estudio en el que las mujeres arrepentidas de su maternidad, describieron este “deseo de revertir la maternidad” como “una experiencia maternal inexplorada”.

¿De dónde viene el arrepentimiento?

La realidad es que no siempre la maternidad es lo que las mujeres piensan. Como sociedad creemos que todas las mujeres deberían ser madres y que tener un bebé es un símbolo de una vida ideal. Muchas chicas, al crecer, sienten la necesidad de completar el sueño de la casa, el perro y los niños jugando en el patio sin saber lo que en realidad implica ser madre. Es un paso sin retorno, una responsabilidad enorme debido a la cual tu vida dejará de ser completamente tuya durante unos 18 años. Esto si solo decides tener un hijo, claro. El problema real es la idealización de la maternidad como un objetivo que las mujeres deben experimentar para conseguir la felicidad.

Arrepentirte de la maternidad no significa que odies a tus hijos

Entrar en este tema es un tabú que pocas mujeres están dispuestas a discutir. Finalmente, todas tenemos “instinto materno”, ¿o no? Juzgamos muy ferozmente a las mujeres que admiten no ser aptas para la maternidad. También a quienes dicen que si pudieran volver el tiempo atrás cambiarían las cosas. Debemos recordar que somos seres humanos, cambiamos de parecer con el tiempo. Al pasar los años aprendemos y vislumbramos cosas que desearíamos cambiar del pasado. Algunas mujeres nunca lo admitirán en voz alta, pero les gustaba más su vida antes de tener hijos. Esto no significa que sean malas madres. De hecho, aun arrepentidas aman a sus hijos y velan por ellos. Existen madres ejemplares que seguro se identifican con este pensamiento, mientras que hay otras que se enamoraron de su maternidad y distan mucho de ser madres ejemplares.

Es momento de que hombres y mujeres abramos los ojos ante la realidad desmintiendo el mito de que todas las mujeres deseamos ser madres. Además, teniendo más tolerancia con las demás personas. Quizá algún día logremos que las mujeres sean felices consigo mismas, incluso si no siguen los ideales que la sociedad ha impuesto por tantos años.

Este video te puede gustar