El exceso de piel que te queda cuando bajas de peso es algo de lo que nadie habla

Un problema del que prácticamente nadie habla. Se les dice a las chicas con obesidad que necesitan un cambio en sus vidas. Sin embargo, no es lo mismo que una chica con un cuerpo promedio baje de peso a  una chica con obesidad. La piel de las chicas más curvilíneas se estira, igual que la piel de las embarazadas. Es algo completamente natural, pero entonces se presenta el exceso de piel.

Aquí radica el problema real de una chica que baja de peso.

Bajar de peso es más sencillo que…

Lidiar con el exceso de piel. El exceso de piel después de bajar 10 kilos comenzará a notarse sí o sí. Es por ello que es fácil hablar de bajar de peso pues con ejercicio, una buena dieta y algo de tiempo se llegará a un resultado. Algunas chicas con problemas serios de obesidad llegan a someterse a operaciones de bypass, para ponerle fin a su problema. Sabemos que más allá de un problema estético, la obesidad es un problema de salud que puede ser fatal. Sin embargo, después de bajar de peso viene la dura decisión: ¿qué hacer con el exceso de piel? Una operación para quitar el excedente de piel puede ser la opción.

Vivir con ello

Algunas chicas deciden vivir el resto de sus vidas con el exceso de piel. Finalmente estamos en una época en que la mujer ya no tiene que esconder sus “imperfecciones”. Para muchas, esta es la forma de recordar su pasado, se vuelve una bandera que les hace recordar su éxito. No obstante, es una decisión personal que debe basarse en la imagen que tiene cada mujer de su propio cuerpo. Hoy en día, muchas chicas están dispuestas a lidiar con el exceso de piel. Son algunas de las que presumen en su Instagram el avance que ha ocurrido en sus cuerpos.

Su experiencia

No es nada sencillo salir a la calle, al gimnasio y mucho menos a la playa con un exceso de piel. Sin embargo, estas mujeres se han empoderado y han decidido salir cueste lo que cueste. Esto no quiere decir que no tengan momentos de inseguridad. De hecho, la mayoría reconoce tener una lucha interior. Finalmente, tras la lucha que han mantenido con su exceso de peso, ellas concuerdan que la felicidad no viene de estar más flaca, si no de encontrarte y ser feliz por ti misma.

El exceso de piel es un problema físico, pero no es nada en comparación a la poca autoestima que sufrimos muchas mujeres diariamente. Finalmente la felicidad no viene en tallas, solo de tu interior.

Este video te puede gustar