Exámenes que tienes que hacerte cada año con tu ginecóloga

Tanto hombres como mujeres tenemos la obligación de cuidarnos tanto emocional como físicamente. Por eso existen ciertos exámenes médicos de rutina que tenemos que realizarnos sí o sí. Sin embargo, a veces las chicas olvidan que hay más pruebas que el papanicolaou o la colposcopia. En consecuencia, descuidan otras zonas de su cuerpo que también son importantes. Te platico un poco de las pruebas ginecólogas que debes hacerte una vez al año, mínimo.

Uno de los exámenes que debes realizarte es el papanicolaou

El papanicolaou es una prueba que le permite a los ginecólogos detectar cualquier anomalía en el útero. Por ello está relacionada con la detección temprana del cáncer de cérvix o de cuello uterino. Así mismo está relacionado con la detección del VPH. No obstante, para  saber si se ha contraído este virus es necesario realizarse también una prueba de PCR.  Es decir el papanicolaou sólo nos permite ver si existe alguna anomalía. En caso de haberla, se necesita otro examen para saber con exactitud de qué se trata y cómo combatirla.

La colposcopia no sólo es una prueba complementaria

Esta prueba consiste en la exploración del conducto vaginal y el cuello del útero mediante un aparato (colposcopio) que capta las imágenes de los tejidos y las amplifica. Para diferenciar los tejidos sanos de los anormales se utilizan colorantes especiales. Con ella podrá captar cualquier raspadura o lesión ya sea grave o ligera. Según lo que encuentre, la ginecóloga tomará una muestra para realizar una biopsia y así saber con exactitud qué sucede. La biopsia es un poco dolorosa y causa cólicos leves después de realizarse, pero el dolor puede prescribir analgésicos.

Dilatación y legrado también son necesarios

La dilatación y el legrado consisten en insertar un espéculo en el útero para abrirlo un poco y proceder con el legrado. En cuanto al legrado consiste en raspar las paredes uterinas para conseguir un poco del tejido endometrial. Después ese tejido se cultiva y analiza en un laboratorio para descartar cualquier anomalía. Este procedimiento también se utiliza para remover algún residuo causado por un aborto espontáneo.

No te olvides de la ecografía genital

Uno de los exámenes que pocas mujeres se realizan es la ecografía genital. Esta consiste en la emisión de sonidos de alta frecuencia para tener una imagen completa de la cavidad uterina. Así mismo, mediante esta técnica es fácil detectar cualquier tejido o tumor. Al realizar esta prueba puedes detectar a tiempo el cáncer de ovario.

Este video te puede gustar