Cómo evitar el vacío de la copa menstrual

Decidiste decirle adiós a los tampones y toallas femeninas. ¡Muy bien! Pero ahora, ¿estás teniendo problemas con tu copa menstrual? ¡No puedes ponértela! O te la pones pero no se siente bien ni funciona como debería. Ya sé, son muchos inconvenientes. No te preocupes. Lo primero que debes saber es que la copa menstrual es un producto que requiere un poco de conocimiento y paciencia. Tal vez ya conozcas la teoría sobre cómo colocarla y retirarla. Pero en la práctica, es otra cosa. Así que no desesperes y aquí te decimos cómo evitar el vacío de la copa menstrual para retirarla sin problema.

Un vacío diferente al del corazón

Se supone que la copa menstrual dura muchas horas… el doble que un tampón aproximadamente. Esto se debe a que cuando la insertas, se sella para que el flujo caiga ahí dentro. Entonces: la forma de la copa más la forma de nuestro cuerpo, más el sello, ¿igual a? ¡Exacto! Un vacío. Es como si metiéramos algo bajo presión para que embone perfectamente. Y aquí es donde viene la primera crisis con la copa menstrual. Antes de quitar la copa, hay que romper ese vacío. No se trata de jalar y ya, porque podrías lastimarte.

Sin miedo

No sientas miedo al retirar la copa. Por más complicado que parezca ésta no se quedará atascada. Para quitarla debes estar en una posición  cómoda y sobre todo relajada. Hay quienes logran hacerlo de pie, pero si no, intenta hacerlo en cuclillas  o sentada en la taza del baño. Tus rodillas deben estar separadas (obvio) y tú relajada. Y ahora sí, ¡manos a la obra… o a la copa! En caso de que sientas que está muy al fondo, puedes darle empujoncitos pélvicos, como si fueras a orinar. Utiliza tus músculos vaginales, así, poco a poco, la copa irá bajando.

Ya la tengo, ¿y ahora?

Introduce uno o dos dedos en tu vagina y localiza la punta de la copa (es el palito en la base o en algunos modelos es una bolita) ¡Ojo! este solo es para localizar la copa, pero no debes tirar de ahí. Justo ahí está el truco para evitar el vacío. Una vez localizada la puntita podrás tocar la parte inferior de la copa. Cuando tengas la base de la copa entre tus dedos presiona uno o ambos costados para liberar el aire y eliminar el vacío o succión. Vas a sentir cómo entra el aire y la copa se suelta. En este punto es cuando ya podrás retirarla, pues se moverá con facilidad. Solamente tómala entre tus dedos y tira hacia fuera. Si es necesario muévela de lado a lado y la copa irá bajando. Una vez liberado el aire, entonces sí puedes tirar de la punta de la copa para ir moviéndola hasta sacarla por completo. ¿Pudiste?
Dinos qué opinas sobre la copa menstrual.

Este video te puede gustar