ETS que se le pueden transmitir a tu bebé

Existen varias ETS que se le pueden transmitir a tu bebé. Las enfermedades de transmisión sexual son un asunto serio. Si padeces una y estas emabarazado, es posible contagiar a tu bebé durante el embarazo el parto. Por eso los expertos recomiendan a las embarazadas estar bajo estricta supervisión médica. Por la misma razón es importante hacerte todas las pruebas necesarias para detectar alguna ETS durante la gestación y evitar poner en riesgo la salud de tu bebé.

VIH

Las mujeres embarazadas pueden contraer las mismas enfermedades de transmisión sexual que las no embarazadas. La gran preocupación es que el bebé se contagie durante esta etapa o al momento del parto. Una de las ETS más temidas es el VIH que causa el sida, pues si no se detecta a tiempo, una madre puede infectar a su bebé desde las primeras semanas de embarazo a través de su sangre.

Sífilis


Aunque ya no es tan común que una persona padezca sífilis sí es posible contagiarse de él y transmitírselo al bebé si no se toman las medidas para evitarlo. Se logra si se detecta  en una etapa temprana. El médico prescribirá el tratamiento apropiado para que el virus no traspase la placenta.

Herpes


El herpes es una de las ETS más comunes y se le puede pasar a tu bebé también durante el embarazo o al momento del parto. Esto ocurre durante un parto natural en el que el bebé tiene contacto directo con la sangre y labios vaginales de su madre.

Clamidiasis

La clamidia es una bacteria que normalmente vive en la vagina, pero al modificarse el pH, puede multiplicarse y detonar la clamidiasis. Si no se diagnostica durante el embarazo, al momento de parto puede dañar la piel y ojos del bebé. Para reducir los riesgos de contagio al bebé o a la madre es necesario evitar las relaciones sexuales sin protección. El uso del condón es obligatorio si sospechas que tu pareja puede ser portador de una ETS.

En caso de contagio puede haber complicaciones graves para tu bebé. Lo peor es que si no se detectan a tiempo, pueden ser causa de malformaciones y hasta abortos o de riesgos graves en la salud del niño, como retraso mental o sordera. Es muy importante que tengas una buena comunicación con tu pareja para que no haya infidelidades que pongan en riesgo a su hijo. Si tienes alguna anormalidad en tus órganos sexuales acude con tu médico de inmediato.

Este video te puede gustar