Estos son los accidentes sexuales más comunes

Los accidentes sexuales pasan todo el tiempo. De hecho, suelen ser mucho más comunes de lo que imaginas. Día con día, en el hospital aparecen casos nuevos en los que los enamorados ya no saben si meterse debajo de la mesa o solo reírse de sí mismos. Estos accidentes sexuales puede ocurrir frecuentemente debido al lugar donde estaban teniendo sexo o bien por algunas causas naturales…

Pequeños cortes vaginales

Uno de los accidentes más comunes en las salas de emergencia son los cortes vaginales. Los pequeños cortes pueden ir desde rasguños hasta pequeñas incisiones sangrantes. Estas lesiones son super comunes y se producen por tener sexo muy rudo sin la lubricación necesaria. Aunque muchas veces estos cortes no se sienten sino hasta varias horas después del encuentro. Las mujeres deberán acudir al médico para evitar infecciones.

Casos no tan extraños

Las fracturas de pene son muy comunes en las salas de emergencia. Estas pueden ser producidas por accidentes sexuales, al masturbarse o bien en pareja. No obstante, esta lesión puede provocar daños permanentes. Cuando un pene se rompe se escucha como un hueso al romperse, es un ruido bastante escandaloso.

El condón perdido

Otro de los grandes accidentes en las mujeres es cuando el condón desaparece. Es mucho más común de lo que se piensa, pero este se puede resolver fácilmente mediante una exploración rápida.

Lesiones por intentar posiciones nuevas

Una de las reglas para tener sexo seguro es que si no está funcionando, es mejor dejarlo de lado. Esto es lo que muchas personas no aplican al intentar posiciones nuevas o extravagantes. Hay que recordar que aunque suene divertido, puede que algunas posiciones o tipos de sexo no sean para ti. Esta es la mejor forma de prevenir los accidentes sexuales. La cama no es el mejor lugar para obtener la flexibilidad que no has tenido en años y  tampoco para elevar tu frecuencia cardíaca al máximo si no haces ejercicio.

No a las mascotas cerca

 Cuando una mascota se queda dentro de la habitación mientras la pareja tiene un encuentro erótico, los accidentes ocurren con mucha frecuencia. Si te preguntas: “¿Sabe qué es lo que hago?”, cuando la mirada fija de tu mascota no deja de verte es SÍ. Obviamente sabe lo que estás haciendo. Recuerda que son animales y tienen instinto. Ellos huelen las hormonas y saben perfectamente lo que está pasando. La parte horrible de esto es que tanto tú como tu pareja pueden resultar lastimados durante un ataque de celos de tu perro o, peor aún, de tu gato.

Los accidentes sexuales son muy comunes, evita pasar un mal rato en la sala de emergencias.

Este video te puede gustar