Estos hot cakes fit son mi desayuno favorito, aquí te digo por qué

Hace algún tiempo empecé a cuidar mi alimentación y a hacer más ejercicio del que estaba acostumbrada. En otras palabras: empecé a volverme fit. Entre tantas rutinas y planes de alimentación, la verdad es que no encontraba algo que me encantara. Claro, hay algunas recetas que me gustan, pero nunca faltan esos días en los que se te antoja un desayuno super pesado al estilo gringo. Sí, estoy hablando de hot cakes y todo lo que puedas ponerles. Para esos días, encontré un desayuno que además de deli es super saludable y te llena de energía para ir el gym.

Para empezar con energía

Si entrenas en la mañana al igual que yo, necesitas un buen desayuno que te llene de energía. Los alimentos que tomamos antes y después de entrenar son cruciales. De hecho, podemos decir que son igual de importantes que tu entrenamiento (o más). Normalmente suele haber confusión con los alimentos que realmente ayudan a la recuperación y a alcanzar nuestra metas. Yo lo entendí con el tiempo y esta receta que te doy hoy te encantará, pues incluye los ingredientes necesarios.

¿Por qué necesitas los tres grupos?

Hay tres principales grupos de macronutrientes: carbohidratos, grasa y proteína. El cuerpo necesita energía para funcionar y rendir durante el entrenamiento en el gym. Cuando quemas los tres principales macronutrientes, el cuerpo gana energía en forma de trifosfato de adenosina. Esta es la mayor fuente de energía para nuestro cuerpo. Así que según el nivel de intensidad y la rapidez del entrenamiento necesitarás un impulso de energía, que recibes de un buen desayuno.

Carbohidratos buenos

Basta ya de creer el mito de que los carbohidratos son malos, no es así. Hay varios grupos de carbohidratos y los considerados “buenos” son los que le hacen bien a tu cuerpo y te dan energía. ¿Suena lógico, no? Bueno, pues esta receta que te traigo hoy contiene carbohidratos buenos, así como grasa y proteína para que rindas al máximo. Encontrarás muchas recetas de hot cakes fit, igual yo y probé todos, pero esta receta es la que mejor queda en cuanto a consistencia y sabor. ¡Espero que te gusten!

Ingredientes

Así se hacen

Pon todo en la licuadora hasta que la mezcla esté homogénea. Después engrasa un sartén con aceite de coco y vierte la mezcla. Como con los hot cakes tradicionales, espera hasta que esté lleno de burbujas y la orilla se vea durita y voltea. Permite que se cocine, ¡y listo!  Y aquí viene mi parte favorita: para servir acompáñalo de crema de cacahuate natural, miel de abeja y un poco más de fruta en trocitos. Puede ser plátano o frutos rojos. Con uno solo tienes para un desayuno completo y si al principio sientes que es mucho, puedes comer la mitad antes de entrenar y la otra mitad, después. Lo que hago para que sea más práctico es hacer varios el domingo y guardarlos en el refri, así tengo el desayuno listo para toda la semana. ¡Deli!

Un twist diferente

Si te cansas de los mismos hot cakes todos los días o simplemente quieres cambiar la receta, intenta sustituir el plátano por camote (sweat potato) sólo toma medio camote hervido y después agrégalo a la licuadora en vez del plátano. Y listo, haz todo el resto del procedimiento igual. ¡Quedan deliciosos! Hasta para comer de postre en vez de algún pan en esos días que te mata el antojo.

Este video te puede gustar