Esto es lo que le pasa a tu zona V luego del sexo

El sexo es grandioso y nos hace experimentar sensaciones fuera de lo normal. Sí, el momento es increíble, pero ¿alguna vez has pensado todo lo que le pasa a tu cuerpecito luego del sexo? Pareciera que las consecuencias no son evidentes y todo queda en un poco de humedad en tu zona V, pero no sólo se trata de eso. Aunque no lo creas, tu vagina experimenta cambios impresionantes.

Su tamaño cambia

Para que la penetración pueda ser posible, tu vagina tiene que hacerse más grande de lo que es normalmente. No sólo eso sucede, pues también cambia su color, obviamente se hace más sensible y su temperatura también se ve afectada. De hecho, la zona V se hincha luego del sexo y eso es de lo más normal. Esto sucede porque el flujo sanguíneo se incrementa con la finalidad de ayudar en el aumento de la sensibilidad en la zona. No sólo la vagina se hincha, sino que los pechos y pezones también se agrandan durante la excitación. El clítoris se vuelve más sensible y está listo para que sean estimuladas sus miles de terminaciones nerviosas. 

Cambio de color

La vulva también se sonroja o ruboriza y eso no tiene nada de malo o anormal. Es una manifestación de la excitación que estás experimentando. El color vuelve a la normalidad cuando los noveles del cuerpo se estabilizan luego del sexo. Además del cambio de color, los músculos vaginales se relajan y aflojan para permitir la penetración. Con esto pasa lo mismo que con el color, luego del sexo vuelve a su estado natural. Conforme la sangre se va acumulando en el cuerpo, aumenta la temperatura y la sensibilidad en toda la zona V.

Luego del sexo…

Es normal que sientas un poco de irritación en tu cuerpo, pues la zona ha recibido mucha fricción. Todo es normal hasta cierto grado; pues si luego de varios días sigues con molestias o sientes algo que no es normal, podría tratarse de una infección o ETS.

Este video te puede gustar