¿Estás pasando horas en el gimnasio sin tener buenos resultados?, ¡esta puede ser la razón!

Ya llevas varios meses yendo al gym de forma religiosa y parece que los resultados nunca llegarán. La frustración es bastante grande. Si vas con una amiga puede que ella este obteniendo un cambio y tú sigues igualita a como llegaste. ¿Qué es lo que pasa? Si estás pasando horas en el gym sin tener buenos resultados, estas pueden ser algunas de las causas.

Estás demasiado pendiente de los números

Las máquinas del gimnasio pueden ser muy malas con nosotras. Finalmente, tú te das cuenta de los días en los que no vas lo suficientemente rápido o cuando esos últimos 10 minutos se vuelven un suplicio. Acepta que no todos los días tienes la mejor condición para hacer ejercicio. No te enfoques en cuánta distancia recorriste en cierto tiempo, esto puede desmoralizarte. Al final, lo que importa es que te esfuerces y des lo mejor de ti misma. Estar pendiente de los números solo te llevará a la frustración y bajará aun más tu rendimiento. 

Instagram puede ser el culpable

Tomarte una selfie de vez en cuando no le hace daño a nadie. Sin embargo, esto se puede convertir en un problema cuando paras tu entrenamiento para tomarte una foto. Tu cuerpo debe tener un buen ritmo de ejercicio consistente, de otra forma cortas la acción de tus músculos. Esto puede hacer que lleves muchos meses en el gimnasio sin tener buenos resultados.

El alcohol puede ser el problema

Además de que los cócteles tienen un montón de calorías vacías, tomar de más puede afectar gravemente la recuperación de tus músculos. El alcohol reduce la síntesis de proteínas dejando a tus músculos incapaces de recuperarse del entrenamiento. A esto añádele una pizca de deshidratacion y tendrás un día improductivo en el gym. Pero, tranquila, hay una forma sencilla de ponerle un alto a esta situación. Hacer 40 minutos de ejercicio puede convencerte de no tomar una segunda cerveza, pues te vuelves consciente del trabajo que acabas de hacer. Así que ya lo sabes, antes de salir a beber con tus amigas ponte a hacer algunas cuantas burpees. Así evitas ir al gym sin tener buenos resultados.

Comes demasiada proteína

Las dietas altas en proteínas son buenas para el entrenamiento. Sin embargo, como ya sabemos, todo en exceso termina siendo malo. Pasar de la cantidad recomendada (depende de cada persona, sexo, edad, estatura, actividad física y hábitos alimenticios) de proteína puede producir una gran deshidratación, además de darle mucho más trabajo a tus riñones. Finalmente, aumentar la cantidad de proteína en nuestra dieta solo puede llevarnos en el camino de la engorda, y quizá a aumentar el trabajo de nuestro organismo para deshacerse de las toxinas en lugar de repararse.

El cuerpo humano es una máquina muy compleja, cada persona reacciona diferente al ejercicio, así que procura ser consistente, tomar agua, comer saludablemente y evitar estos puntos.

Este video te puede gustar