Estas emociones te hacen engordar, ¡ten cuidado!

¿Te consideras una persona demasiado emocional? No tiene nada de malo sentir de más, sin embargo, debes aprender a controlarte. Cada emoción puede traer una consecuencia, por ejemplo, existen tres en específico que te hacen engordar. Identifica cuál es la que sientes más y te daré un consejo para afrontarlo.

Ansiedad

Es una reacción natural ante una amenaza, de esta forma te defiendes de ella. Sin embargo, más de una ocasión sientes mucha ansiedad incluso cuando el peligro no existe. Dime, ¿qué haces cuando algo realmente te asusta o te pone muy nerviosa? La respuesta es fácil: comer. Mucha gente tiende a hacerlo para calmar esa ansiedad y sentirse tranquila. Cuando tu caso sea grave, en serio que lo mejor es ir a terapia. Créeme, no estás loca por buscar ayuda profesional, y me enoja que muchas personas piensen así. Los psicólogos y terapeutas son expertos en estos temas y te ayudarán a sanar. Incluso, el más pequeño de tus problemas puede ser solucionado si lo tratas con un especialista. ¿Prefieres hacerle frente a tu ansiedad o engordar libremente?

Tristeza

Existe una relación entre la tristeza y el sobrepeso. Cuando estás ante una situación negativa, tu cerebro solo quiere tranquilizarse. Piénsalo, ¿cuánta comida chatarra comes cuando te rompen el corazón? ¿Comer ha sido un gran consuelo después de una discusión? Cuando algo sale mal, ¿la comida te pone feliz? Así es, la tristeza te hace engordar y tú ni en cuenta. En este caso lo mejor es hablar con una persona cercana, como tu mejor amiga, tu mamá o hermana. Que veas las cosas de una manera positiva es algo muy fácil de decir y difícil de hacer, así que no te lo tomarás en serio. Sin embargo, al final te darás cuenta de que aunque el problema sea muy grande, siempre hay algo bueno qué rescatar.

Soledad

Es una de las peores emociones que puedes sentir y también una de las que te hacen engordar. No es que extrañes a alguien, sino que sientes que no tienes a nadie. Piensas que nadie te necesita y que a dondequiera que vayas no encontrarás a ningún amigo. Querida, hay millones de personas en el mundo que aún no te conocen o no saben lo maravillosa que eres. Puedes contactar a viejas amistades o hacer nuevas en clases en común, talleres, redes sociales o chats.

Este video te puede gustar