Estas son algunas razones por las que deberías dejar de fumar

Mi padre fumó gran parte de su vida hasta que decidió dejar ese vicio para evitar problemas en su salud. Mi mejor maestro hizo lo mismo porque su salud estaba en riesgo, ya que “el corazón y los pulmones no se escuchaban del todo bien”. Estas son dos historias tienen impacto en mi vida. Quizá a ti no te ocurra lo mismo porque esas personas son desconocidas para ti; sin embargo, te diré algunas razones por las que deberías dejar de fumar.

Problemas respiratorios

Para mí, la salud es lo principal. Y dejar de fumar permitirá en sólo 15 días que la función de tus pulmones mejore 30%. Esto se resume en que podrás hacer actividades sin sentir que te falta el aire. Algunas de estas son: salir a caminar, jugar con tus hijos y subir escaleras. Tal vez pienses que son actividades “comunes”, pero no lo creo. Todas estas forman parte de tu vida, la cual te perderás si no cuidas de ti.

Piel envejecida

De acuerdo con los expertos, la mayoría de los fumadores con más de 10 años de consumo pueden identificarse sólo con un examen facial. Esto se debe a que los adictos al tabaco tienen las siguientes características:

  • Arrugas marcadas en labios y ojos. Son causadas por la contracción en los labios al fumar y el acto de entrecerrar los ojos para evitar el humo.
  • Aspecto facial demacrado con prominencia de los huesos.
  • Piel grisácea.
  • Manchas color púrpura.

El aire contaminado con humo de tabaco afecta la piel resecándola, en tanto que fumar reduce la cantidad de flujo sanguíneo que llega hasta la superficie cutánea. Es decir, la tez se deshidrata porque no recibe el oxígeno ni otros nutrientes esenciales. Además, 40% de los fumadores tiene acné y suelen presentar puntos negros porque las toxinas tapan los poros.

Ojos de mapache

Los fumadores tiene ojeras pronunciadas porque la nicotina altera la síntesis del colágeno y la elastina, que son las responsables de darle firmeza a la piel. La zona más afectada es bajo los ojos: la infames ojeras. Este daño es reversible, pero las mejoras se nota un año después de dejar de fumar.

Labios descamados

Además de que el tabaco irrita la piel, los labios se tornan secos y descamados debido al contacto que tienen con el calor del cigarrillo y las toxinas del papel en combustión. Este daño es irreversible, ya que los bálsamos labiales y las cremas labiales medicadas sólo hidratan y suavizan momentáneamente.

Dientes amarillentos

Pero no sólo tu labios se ven afectados, sino también tus dientes. Éstos quedan amarillentos por el humo. Además, se daña el esmalte, por lo que  aumenta el riesgo de caries. Además, fumar es factor de riesgo para todas la enfermedades incluidos los distintos tipos de cáncer.

Este video te puede gustar