Éstas son algunas de las razones por las que no duermes cuando tienes ansiedad

Si no duermes lo suficiente, puede ser debido al estrés diario en el que vives. Con el paso del tiempo se convierte en ansiedad porque tu sueño se va desajustando afectando tu vida en general.

Dormir es prioridad

A pesar de que tienes muchas actividades que realizar día con día, debes saber que dormir siempre es una prioridad. Si no duermes lo suficiente y de la manera correcta no descansarás y no rendirás al día siguiente. El insomnio es un problema que afecta a muchas personas. Las causas pueden ser muchas, tómalas en cuenta para no caer en problemas de ansiedad.

Preocupaciones y estrés, tus peores enemigos

Si tienes proyectos o tareas pendientes, mientras no los resuelvas se convierten en preocupaciones. Si no los resuelves puedes comenzar a sentirte ansiosa y a la vez estresada. Evita llevar los problemas a la cama, porque no descansarás de la manera correcta. Enfócate en descansar y decide que al otro día los resolverás.

Cenar tarde o no cenar

Las cenas pesadas no son recomendables porque tu cuerpo hará más esfuerzo para digerir la comida. Es recomendable que para la cena le des prioridad a los hidratos de carbono, pues son más fáciles de digerir. Por el contrario, tampoco es bueno que te vayas a la cama sin cenar. Una dieta desequilibrada te dejará sin energía y no dormirás.

Mucho cansancio

Si no duermes bien puede ser porque tienes cansancio extremo, agotamiento o dolor muscular, principales enemigos del sueño. Incluso si rompes tu rutina tu  sueño podría alterarse. Tu cuerpo deja de recibir señales de lo que está acostumbrado hacer y te cuesta más trabajo dormirte.

Colchón inapropiado y mala postura

Si al dormir doblas demasiado tu cuello, tendrás una mala postura. Además, si eliges un colchón que no cubra tus necesidades no dormirás. Muchas personas creen que un colchón duro es la mejor opción, pero no lo es, o al menos no para todos.

Este video te puede gustar