Estar embarazada es…¿ sencillo? ¿abrumador? da algo de miedo

Desde que anuncié este embarazo, varias mujeres me confiaron su deseo de tener hijos e intento de concebir este año. Dijeron que tenían miedo embarazarse y al parto. Pero el embarazo es la parte fácil de la maternidad. Estar embarazada es como un paseo por el parque.

El embarazo es diferente para cada mujer y cuando digo que es fácil, no digo que no venga con dificultades.

Lo que quiero decir es que debes prepararte y estar nerviosa, ansiosa, asustada y emocional para cuando nazca el bebé. Soy honesta y siempre le digo a la gente que tener hijos no es para todos.

El embarazo pondrá a prueba tu tolerancia al dolor, tu paciencia, tu estado emocional y físico. Tendrás muchas citas médicas, análisis de orina y análisis de sangre, así que si no te gustan las agujas o los hospitales, tendrás que acostumbrarte. Tienes que hacer trámites del seguro, consultar a médicos, pediatras, etc. Es costoso, por lo que debes ver tus opciones para cubrir los gastos. 

La decisión de ser mamá ¿ cómo saber si estás preparada?

Te transformará físicamente.

Habrá aumento de peso, estrías, estreñimiento, hinchazón, retención de líquidos, calambres en las piernas y en general, es incómodo. No podrás dormir ni comer. Las náuseas pueden ser brutales y vas a orinar con tanta frecuencia que en algún momento parece que vives en el baño. Habrá actividades en las que no podrás participar. Habrá alimentos, bebidas (alcohol) y medicamentos que no podrás tomar. Si te enfermas de la gripa tendrás que aguantarte. Es importante consultar a tu médico, pero no puedes tomar medicamentos.

Estar embarazada es emocionalmente es abrumador. Tus hormonas se apoderan de ti y como en las películas, terminas llorando por cualquier cosa. Estás abrumada con la cantidad de cosas que necesitas comprar. Te preocupan las finanzas, la guardería, las colegiaturas, tu trabajo, etc. Te preocupan situaciones que ni siquiera existen o que quizás nunca existan. Pero, sobre todo, te preocupa ser una buena madre. Te preocupa cómo criarás a ese ser humano y la responsabilidad que te espera. ¡Con razón no podemos dormir!

¿Pero adivina qué? Después de 9 meses y de dar a luz, el embarazo definitivamente será la parte mas fácil.

El parto es un tema completamente aparte, pero es temporal. Tu experiencia durará horas o unos días, pero es inevitable. El verdadero trabajo comienza cuando nace el bebé. Los cambios físicos y emocionales sé intensifican. La falta de sueño y el agotamiento es intenso y no se compara a cómo era en el embarazo. Los torbellinos emocionales te afectan tanto en lo que aprendes a cuidar a tu recién nacido. El estrés financiero es mayor y ahora tienes aún mas citas médicas.

La maternidad no es para todos

Es un gran sacrificio. Cualquier mujer puede dar a luz, pero no todas las mujeres pueden ser madres. Es hermoso, pero no es fácil. Necesitas reflexionar sobre qué es lo que quieres en la vida y si la maternidad es algo por lo que estás dispuesta a sacrificarte. Debes pensar por qué quieres tener hijos. No puedes dejar que la familia, tu pareja o la sociedad te presionen para que tengas hijos porque al final del día, eres tú quien dará a luz al bebe y es tu vida la que cambiará. Entonces, si tienes miedo al embarazo o al parto, piensa cuál es exactamente tu miedo. El embarazo dura unos meses, ser madre es un compromiso de por vida.

Diferencias entre el parto vaginal y la cesárea

Sigue leyendome aquí y en mis redes sociales
Sígueme en Ig Y Fb @LupitaMXLife

Este video te puede gustar