Esta es la razón por la que tu peso fluctúa durante el invierno

Cuando entramos en la temporada de otoño- invierno la fluctuación de peso se hace presente. Puede que tu peso te preocupe durante esta temporada, porque es muy común que la población suba de peso. No estas sola y no tienes nada de qué preocuparte.

Este pequeño problema se debe a que tenemos más festividades y reuniones, por lo que comer socialmente es más aceptado y también beber un poco en exceso. Esto nos lleva a un aumento de peso especial que se produce específicamente en esta época del año. ¿qué hacemos al respecto? Te voy a contar algunas otras razones por las cuales tu peso puede fluctuar y qué hacer al respecto.

Biología y factores evolutivos.

Si lo piensas tiene bastante sentido. Existe una causa evolutiva para subir de peso durante el invierno, así como los osos. Los humanos comerán un poco más para prepararse para los meses más fríos que se avecinan. Tenemos una tendencia a evitar el frío y permanecer en el interior. De hecho, por si no lo sabes, la comida mantiene tu cuerpo caliente. No es una decisión consciente, más bien un comportamiento natural.

El secreto para no engordar es éste…

Hormonas

Vamos a echarle la culpa a la melatonina, la hormona del sueño, aumenta en el invierno y hace que duermas más. Nuevamente, al igual que los osos que hibernan, dormir más significa menos actividad y una vida más sedentaria, lo que puede aumentar el aumento de peso. Es muy común que los humanos suban su consumo unas 200 calorías durante estos días más fríos.

Cuando tienes más melatonina en el sistema, tiendes a sentirte somnoliento y también a comer cosas más dulces para mantenerte activa. Ahora bien los niveles de grelina y cortisol también aumentan durante el invierno. Cuando el estrés aumenta, el hambre aparece, ya que hay ansiedad.

Tener ansiedad es una de las peores cosas en la vida

Metabolismo lento de alimentos más pesados


Durante los meses de otoño e invierno, el frío puede hacer que se sientan antojos de alimentos más pesados ​​y reconfortantes. Sabemos perfecto que en esta época los guisos navideños se dan por montón.

Además a causa del frío es posible que tu actividad física sea mucho menos. Por eso es buena idea tenerlo bien consciente y seguir haciendo ejercicio.

No pierdas el ritmo en invierno ¡Tips para motivarte a hacer ejercicio! síguele

Trastorno afectivo estacional (SAD)

Existe un trastorno estacional, cuando hay menos luz durante los meses de invierno puede aumentar los síntomas de depresión. Eso conduce a una menor actividad y una alimentación mucho más estacional. En esta época del año hay que prestar mucha atención a nuestras emociones. Si te sientes demasiado deprimida, pide ayuda.

Este video te puede gustar