Esta dentista nos cuenta los riesgos que hay al besar

Los besos son una de las demostraciones de amor y cariño más lindas, poderosas y significativas que existen. Y no solo eso, también representan la pasión sexual que puede existir entre dos personas, aunque de por medio no existan sentimientos románticos. Sí, los besos son maravillosos; sin embargo, pocas veces pensamos en que al besar nos exponemos a ciertos riesgos. En esta ocasión entrevisté a la cirujana dentista Rosa Angélica Mateos López, y esto fue lo que me contó.

Riesgo de caries…

La especialista explica que en nuestra boca viven decenas de bacterias que se alojan en la saliva, la lengua o las mucosas. Resulta un poco obvio pensar que a la hora de dar un beso básicamente estamos compartiendo nuestras bacterias con las del otro. Pero eso no es todo, ¿alguna vez te has puesto a pensar en si tu pareja besa a alguien más? En ese caso estarías compartiendo también las suyas. El asunto no es tan sencillo como parece, sino que corremos el riesgo de contraer las caries de esas personas. “Hay estudios que han analizado que entre las bacterias que uno comparte cuando besa otra boca, hay otras distintas que además pueden contagiar caries“, dijo la experta en dientes.

Puedes contraer infecciones y hasta VIH

Otro riesgo latente de los deliciosos besos es el de contraer infecciones que se transmiten por nuestros fluidos naturales. Y esto no solo sucede con los besos, sino  también cuando sostenemos encuentros sexuales orales con nuestro chico. “Lo más probable es que lleguen a tener herpes, algún tipo de infección y hasta contraer VIH”, explicó la dentista Angélica Mateos.

Y sin darnos cuenta 😱

Lo peor de los riesgos al besar es que a veces no nos damos cuenta de que hemos contraído alguna infección o virus. Esto porque muchas de ellas resultan ser asintomáticas por mucho tiempo hasta que ya están en un grado avanzado. “A veces puede presentarse como un granito pequeño y ya, no duele ni nada. Y como la mayoría de las personas son jóvenes, no le dan tanta importancia. Por eso es necesario ir a revisiones periódicas”, señaló la dentista.

Hay que revisarnos constantemente

Lo que recomienda la especialista Angélica Mateos López es conocernos y estar al pendiente de nuestro propio cuerpo para que notemos exactamente cuando hay algún cambio en él. Además, es útil hacerse una revisión médica de rutina dos veces al año para detectar cualquier anormalidad. “Es recomendable hacerse un chequeo cada seis meses, porque puede ser que tengas alguna verruguita o algo anormal y que puede ser indolora. Como no molesta, la mayoría de las veces no hacen caso, pero pasa el tiempo y va creciendo. Es malo porque puede ser que contraigas alguna patología”, comentó.

Y tú ¿qué tanto te cuidas al besar?

Este video te puede gustar