Esclerodermia, la enfermedad que te convierte en “piedra” 😦

Hay miles de enfermedades tan raras en este mundo y entre una de ellas se encuentra la esclerodermia. Una enfermedad que literalmente convierte tu cuerpo en piedra. ¿Te imaginas que un día no pudieras moverte en lo absoluto? Este fue el caso de Jay Virdee, una profesora de Inglaterra a la que le espera una vida difícil.

¿Cómo comenzó?

La vida de Jay Virdee era tan normal como la de cualquier otra persona. Ella era una profesora de secundaria en Inglaterra y le costó mucho dejar su profesión y a sus alumnos. La esclerodermia es una enfermedad invisible y cuando se dio cuenta ya era demasiado tarde. Comenzó a sentir dolores en los brazos y algunas partes de su cuerpo se le entumían constantemente. Sin embargo, lo dejó pasar al pensar que estos síntomas eran parte de su ocupado estilo de vida. Poco a poco sentía cómo sus articulaciones no respondían correctamente. Hasta que llegó un punto en que no lo pudo resistir más y abandonó sus sueños y carrera para ser tratada.

¿Qué es?

La esclerodermia es una enfermedad incurable del sistema inmune. Hace que tu cuerpo genere un alto nivel de colágeno, lo que afecta a los órganos internos, tendones y articulaciones. Existen dos tipos de esclerodermia, la que afecta únicamente a la piel provocando lesiones y la esclerosis sistemática que es la que sufrió Jay. Aún se desconocen las razones por las que se altera el sistema inmunitario. Sin embargo, algo que está 100% confirmado es que tiende a presentarse más en mujeres que en hombres.

Síntomas principales

  • Lesiones
  • Moretones
  • Dolor en las articulaciones
  • Fatiga constante
  • Entumecimiento en algunas zonas
  • Rigidez

Para Jay fue muy difícil por un tiempo, duró al menos 18 meses con síntomas de esclerodermia. No podía teclear en la computadora, ni tampoco sostener un simple bolígrafo. Sus manos se sentían congeladas. La rigidez se apoderó  de su cuerpo, comenzando por sus cuerdas vocales. Poco a poco dejó de hablar por periodos prolongados. Llegó al grado de no poder caminar. Existe un tratamiento para reducir los síntomas pero la enfermedad no tiene cura.

Este video te puede gustar