Enojos y gordura: ¿puedo subir de peso por disgustos?

Si eres de las chicas que se enojan super fácil, están de malas la mayor parte del tiempo y se estresan al primer signo de presión, ¡cuidado! Podría haber una relación entre enojos y gordura, y ser esa la razón de que no puedas bajar esos kilos de más que han invadido tu cuerpo. Te voy a compartir lo que yo hago para bajarle a las emociones negativas.

Enojos y gordura, ¿están relacionados?

A través de un estudio, el National Center for Biotechnology Information determinó que los enojos, el estrés y las emociones negativas están estrechamente ligadas con el aumento de peso. Y es que cuando nuestro cerebro detecta alguna de estas situaciones, libera adrenalina y cortisol en nuestro cuerpo. Debido a esto los niveles de azúcar en la sangre aumentan (para tener energía si es que acaso necesitamos ponernos a salvo) y, por tanto, también nuestro peso. Incluso podemos desarrollar enfermedades tan graves como la diabetes.

El que se enoja, pierde

Como dice el dicho: “El que se enoja, pierde”; es por eso que antes de estresarte porque no puedes terminar el informe; o enojarte porque nadie te ayuda a hacerlo, piensa que la única afectada con esto, serás tú. Y es que no solo perjudica tu peso, sino otras partes y funciones de tu cuerpo, como el sistema nervioso y el cardiovascular. Para bajarle al estrés, puedes hacer varias cosas:

  • Hacer ejercicio de manera regular. Una buena rutina de ejercicios te ayudará a bajar los niveles de estrés y a eliminar esos kilitos de más.
  • Mantener una dieta saludable. No se trata de nunca más comer golosinas, sino de ser consciente de tu alimentación e incluir en ella los nutrientes necesarios para el desarrollo de tu cuerpo.
  • Hacer cosas que te gusten. Puedes probar viendo películas, leyendo un libro o salir de paseo con tus amigas o pareja; esas cosas liberarán en ti una sensación de bienestar y los enojos y el estrés no podrán habitar en tu cuerpo.

¿Qué esperas para liberarte de los enojos y la gordura?

Este video te puede gustar