Enfermedades del piso pélvico, ¡conoce los síntomas!

Las enfermedades o trastornos del piso pélvico se dan por un descenso de la vejiga, la uretra, el útero, el intestino delgado, el recto o la vagina debido a ligamentos débiles o lesionados de los músculos de la pelvis.

Estos trastornos solo se producen en mujeres y su aparición aumenta con la edad. Aproximadamente una de cada once mujeres se somete a cirugía para corregir un trastorno de piso pélvico.

¿Qué es el piso pélvico?

El piso pélvico son una serie de músculos, ligamentos y tejidos que dan soporte a los órganos pélvicos: el útero, la vejiga, la uretra y el recto. Si estos ligamentos llegan a debilitarse, los órganos que dependen de esta red pueden sufrir un descenso. En los casos más graves, los órganos pueden sobresalir por la abertura vaginal al exterior del cuerpo.

Factores que pueden contribuir a los trastornos del piso pélvico

Hay varios factores que pueden provocar la aparición de estos trastornos. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Tener un bebé de forma natural. El embarazo y el parto vaginal pueden debilitar las estructuras que sirven de soporte a la pelvis. La aparición de estos trastornos son más frecuentes en mujeres que hayan tenido varios partos. El riesgo de desarrollar uno de estos trastornos se reduce en un parto por cesárea.
  • Tener obesidad. Estar excedido de peso también es un factor que puede contribuir en presentar este tipo de trastornos, ya que se ejerce mayor presión sobre los órganos de la pelvis.
  • Someterse a una histerectomía (extirpación del útero). Este tipo de cirugía también debilita los músculos y tejidos de la pelvis. Esto aumenta la probabilidad de presentar estas alteraciones.
  • Ser de edad avanzada. Conforme envejecemos, las estructuras que sostienen la pelvis pueden debilitarse.
  • Realizar con frecuencia actividades que aumenten la presión en el abdomen, por ejemplo, levantar objetos pesados.

Tipos de trastornos del piso pélvico

  • Rectocele: prolapso del recto.
  • Enterocele: prolapso del intestino delgado.
  • Cistocele: prolapso de la vejiga.
  • Uretrocele: prolapso de la uretra.

Síntomas

Los síntomas de este trastorno se pueden notar cuando se está en posición vertical, se hace presión o se tose o estornuda.

Por lo general, todos estos trastornos son hernias en las que los órganos sobresalen de manera anormal a causa del debilitamiento del tejido. Dependiendo del órgano afectado, recibe su nombre cada trastorno del piso pélvico. El síntoma más frecuente es la sensación de pesadez o presión en la zona vaginal, como si el útero, la vejiga o el recto se estuvieran desprendiendo. Otros síntomas que se puede presentar es dolor al tener relaciones sexuales, problemas de incontinencia y problemas para vaciar por completo la vejiga. Ante cualquiera de estas molestias es preciso consultar al médico de inmediato.

Este video te puede gustar