Enfermedades comunes durante el embarazo, ¡cuídate!

El embarazo es una etapa en la que se debe tener especial cuidado. No solo se trata de ti, sino también de tu bebé. Debes saber que es preciso darle la debida importancia a esta etapa por el bien de ambos. Para estar segura de que todo va bien con sus vidas, siempre debes acudir a tus citas médicas. Aunque no lo creas, hay enfermedades comunes durante esta etapa que es posible prevenir y es preciso atender de inmediato.

El embarazo y las enfermedades

En esta etapa hay más posibilidades de contraer ciertas enfermedades. Prevenirlas es posible si tienes el debido cuidado. No hay que olvidar que las enfermedades gestacionales pueden complicar el embarazo. Para ello, considera seguir buena alimentación y el asesoramiento de un médico.

Enfermedades comunes

  • Anemia. Durante el embarazo es necesario tomar hierro para que el organismo reciba los nutrientes necesarios. El berro y las carnes rojas lo aportan, al igual que los suplementos. Consumir hierro ayuda a evitar la anemia, que pondría en riesgo la gestación.
  • Diabetes gestacional. Suele aparecer durante el embarazo y es probable que al nacer el bebé desaparezca. Si no se controla la diabetes gestacional puede desencadenar preeclampsia o afectar el desarrollo del bebé.
  • Hiperémesis gravídica. Se refiere a las náuseas y vómito que padecen muchas mujeres durante el primer trimestre. El problema comienza cuando la mujer vomita más de 30 veces un solo día.

Otras alteraciones de cuidado

  • Hipertensión. Se origina por tener la presión arterial alta mal controlada. Si no se hace algo para mantenerla en orden puede haber desprendimiento de placenta o diabetes gestacional. También puede haber parto prematuro o muerte del bebé.
  • Infecciones. Ya sea urinaria, gripe o influenza.
    • Urinarias. Si sientes muchas ganas de orinar y dolor o ardor al hacerlo, fiebre, cansancio o temblor. acude al médico. También acude si hay presión en el vientre inferior, la orina tiene fuerte olor o se ve rojiza.
    • Vaginosis bacteriana. Es una infección vaginal que puede originar un parto prematuro o de bajo peso. Los síntomas son: fluidos grises o blanquecinos de olor desagradable. También ardor o picazón al orinar.
    • Hepatitis B. Infección viral que se percibe si tienes la piel o los ojos de color amarillento. También si la orina es oscura y las heces pálidas. El riesgo es mayor porque se puede transmitir a tu bebé.

Sin importar el síntoma que tengas, debes acudir al médico. Incluso si tienes dudas con respecto a cualquier enfermedad, lo mejor será consultar al especialista.

Este video te puede gustar