Encontré la manera ideal de aligerar mi periodo y es así…

Como muchas chicas, o al menos la gran mayoría de las que he conocido a lo largo de mi vida, sufro de periodos dolorosos. Bueno, mejor dicho, sufría de mucho malestar cada mes. Después de platicar con mi ginecóloga y mi médico general, descubrí la forma de aligerar mi periodo y hacer más llevaderos esos días.

¿Periodo?, ¡no, por favor!

Recuerdo que cada vez que llegaba mi periodo era la que más sufría. Tanto era el dolor, que había momentos en los que mi menstruación me resultaba bastante desagradable. Duraba mucho y empezaba a sentir molestias desde días antes por el bendito síndrome premenstrual (SPM). En más de una ocasión, los intensos dolores llegaron a afectar mis actividades diarias.

Lo más importante

El primer punto en el que mi ginecóloga y mi médico coincidieron, fue en que mi dieta influía mucho sobre mi periodo. Me dijeron que los alimentos procesados, el azúcar, las harinas blancas y alimentos con alto contenido calórico aumentaban mi malestar en cada SPM. Si no quería sentirme así, debía optar por cambiar mi alimentación a algo más sano. Los cereales integrales, la fruta, carne magra y mucha verdura me aportaban todo eso. Una vez más, quedaba claro que tener un estilo de vida saludable podía ayudarme a aligerar mi periodo. Además de la alimentación, el ejercicio también es clave. Mantenerme activa me mantiene en mi peso y hace que los dolores disminuyan.

Extra de hormonas

La ginecóloga me explicó que en muchos casos, el exceso de síntomas se debe a que las hormonas sufren desajustes. Ya sea por estrés, problemas en el organismo o factores genéticos, las hormonas pueden verse alteradas y causar ciertos malestares en el cuerpo. En mi caso, me sugirió usar algún método anticonceptivo para regular los niveles hormonales. Lo mejor de empezar a usarlo, fue que en efecto, dejé de sentir tantas molestias y olvidé por completo lo terrible que resulta el SPM.

Sí pude aligerar mi periodo

Mi abuelita también me dio algunos remedios tradicionales para  aminorar el malestar. Además del famoso té de canela u orégano, me dijo que era bueno beber un poco de vinagre de manzana. Lo único que me aclaró es que no debía tomarlo puro, pues me haría daño, tenía que mezclarlo con un poco de agua. Estos tips de mi abue también me ayudaron a aligerar mi periodo.

¡Cuidado!

En mi caso solo se trató de un desajuste hormonal, el cual fue adecuadamente atendido. Si tú o alguna amiga tienen periodos muy abundantes o duraderos, es importante acudir al médico. No es normal que eso suceda, y entre más pronto se haga algo al respecto, mucho mejor.


Este video te puede gustar