Cómo empezar todos los días con energía

Típico, siempre te despiertas con el pie izquierdo deseando quedarte en la cama o pensando “este día no podría salir peor”. Otras veces solo estás demasiado cansada que terminas alterando tus horarios de sueño. Lo sé, a mí también me ha pasado, pero al seguir estos consejos puedo decir que mis días van de peor a muchísimo mejor. Así es como puedes empezar todos los días con energía, de la buena.

Respira profundamente

¿Cuántas veces no abres los ojos y te vuelves a acostar y cuántas no te has despertado de golpe porque te das cuenta de que ya es tarde? ¡Muchísimas! De esta forma jamás podrás empezar todos los días con energía positiva. De hecho, ¿sabías que posponer tu alarma cinco minutos hará que te de más sueño? Interrumpes el sueño una y otra vez y jamás podrás levantarte hasta que sea la definitiva. Lo mejor que puedes hacer al abrir tus ojos es respirar profundamente al menos unas tres veces. Después, puedes levantarte de tu cama y respirar profundamente de nuevo.

Ten en cuenta tus metas del día de hoy

Cada noche antes de dormir, haz una lista de las metas que quieres cumplir al día siguiente. No tiene que ser una meta tan grande o algo por el estilo. Recuerda que los pequeños hábitos hacen a una mejor persona. Por ejemplo, puedes anotar que si quieres alcanzar tu desayuno o que quieres terminar tu trabajo más temprano. Así cuando te levantes, lee la lista y toma en cuenta todas tus metas del día presente. Te sentirás mucho más motivada todos los días y con mucha energía.

¡No cheques tu celular!

Es lo primero y lo último que hacemos en nuestro día a día. Revisar tu celular no es saludable a primera hora de la mañana. Además, tendrás mucho tiempo para hacerlo, así que déjalo por un lado si quieres comenzar todos los días con energía. Puedes leer todos tus mensajes y noticias mientras vas camino a la escuela o al trabajo.

No te saltes el desayuno

¡Es la comida más importante del día! Un buen desayuno te mantendrá activa durante todo el día o al menos hasta la hora de la comida. Podrás comenzar tus clases con un poquito más de ganas y tampoco te sentirás tan hambrienta.

Pon una buena canción para motivarte

La música es nuestro mejor aliada para sentirnos felices, tristes o enojadas. En este caso, queremos una vibra más positiva y no lo lograrás con una canción tan deprimente. Pon una buena canción que te haga bailar durante la mañana.

¿Cómo te activas por las mañanas?

Este video te puede gustar