El secreto para el éxito los primeros días de dieta

Puff… las dietas. Las mujeres somos expertas en ser duras con nosotras mismas e imponernos dietas para bajar de peso. Todo va muy bien los primeros tres días, hasta que el hambre comienza a ser nuestra peor enemiga. Todas hemos pecado durante una dieta, lamentablemente es por eso que no alcanzamos nuestro objetivo. Para que no te pase, te cuento cómo evitar comer de más los primeros días de dieta.

Bebe mucha agua

Cuando tengas la tentación enfrente y ya no aguantes más el deseo de comer un dulce o cualquier otra golosina, toma agua. Eso mantendrá a tu estómago ocupado por un rato. Tener el estómago lleno hará que se te olviden las golosinas. Toma en cuenta que pasar a hábitos más saludables es un cambio de vida y en parte también una desintoxicación. Tu cuerpo hará de todo para que consumas más azúcar, pues está acostumbrado a ello.

Acostúmbrate a las cantidades

Las porciones son super importantes en una buena dieta. Acostumbrarte a las cantidades de comida va a ser todo un reto, pero después de un rato los resultados serán más que evidentes. Tardarás tres semanas en acoplarte a tu nuevo régimen, así que mentalízate para que no se te haga tan duro.

No comas frente a la computadora

El gran mal de está época es comer junto o frente a la computadora. Te da una sensación de no haber comido absolutamente nada. Ni siquiera disfrutas tu comida, y ahora que las porciones son más bajas seguro morirás de hambre si no sientes que tu estómago queda satisfecho. Hazte un espacio para alejarte de la computadora y saborea tu comida.

Engaña a tu estómago

Mientras te mantengas ocupada el hambre no hará de las suyas. En la mayor parte de los casos comemos por pura ansiedad. Si te mantienes ocupada, engañarás a tu estómago. También puedes aplicar la técnica de comer hielo. Esta es muy buena si sufres de ansiedad. En esos lapsos donde ya no puedas con tu antojo, muerde hielo.

Este video te puede gustar