El recalentado y los peligros para tu salud

Muchos piensan que el recalentado solo se realiza en la época navideña, pero no es así. En muchas familias se ha descubierto que la manera más práctica para llevar a cabo las actividades es preparar la comida con un día de anticipación. Muy práctico, pero ¿qué tan bueno es para tu salud?

Los alimentos y su caducidad

En el supermercado encuentras muchos productos y la mayoría de ellos tienen fecha de caducidad. Eso indica el tiempo que tienen de vida sin que pierdan sus nutrientes o se vuelvan riesgosos para el consumo. Lo mismo sucede con los productos de origen natural, tienen una fecha de caducidad. Si en estado natural, tienen una fecha de vencimiento, al cocinarlos no deja de ser así. Además, debemos tener en cuenta con qué otros alimentos se mezclan y de qué forma se afecta su durabilidad.

Riesgo del recalentado

En la época navideña se acostumbra hacer varios platillos para compartir con la familia. Al día siguiente se acostumbra ir al recalentado para consumir todo lo que quedó del día anterior. Es una tradición de unión familiar. Sin embargo, el riesgo de calentar los alimentos una y otra vez puede ser extremo. El Consejo Europeo de Información para la Alimentación (EUFIC) asegura que recalentar los alimentos puede ser dañino. Al hacerlo se producen microorganismos que son perjudiciales para la salud. Joseph Pinto, biólogo molecular en oncosalud menciona que son dos los riesgos principales.

  1. Alimentos expuestos al ambiente. Al quedar los alimentos por mucho rato expuestos al ambiente producen ciertos microorganismos malos para la salud. Estos microorganismos pueden causar infecciones o intoxicaciones.
  2. Sustancias que podrían causar cáncer. Los alimentos grasosos pueden ser los causantes de cáncer debido a su forma de cocción que tienen.

Utensilios de calentado

Resulta mejor calentar los alimentos en la estufa y no en el microondas. Si calientas tus alimentos en el microondas se generan cambios en su estructura química. Los alimentos deben ser calentados a altas temperaturas para eliminar el riesgo de que queden bacterias, pero cuida no recalentar muchas veces para que no se vuelvan peligrosos.

Este video te puede gustar