El estrés podría estar afectando tu fertilidad

La crisis económica, social y ambiental ha provocado que vivamos agobiados. De hecho, el estrés podría estar afectando tu fertilidad. Aunque no lo creas, este es uno de los factores que influye negativamente a la hora de querer tener un hijo; claro, junto con otros hábitos como una mala alimentación y dormir poco. Si a esto se le suma la edad para concebir, que actualmente tiende a los 38 años, es muy difícil quedar embarazada.

¿Cómo saber si el estrés podría estar afectando tu fertilidad?

Parece increíble, pero el estrés tiene mucho que ver. Dejarlo de lado puede facilitarte que quedes embarazada. Si te sientes bien física y mentalmente las probabilidades aumentan. De hecho, tu salud depende más de lo que crees de tu estado de ánimo. Si eres una mujer aparentemente sana y no quedas embarazada, entonces podrías estar deprimida o muy estresada.

Busca ayuda

No tienes por qué cargar emocionalmente con todo este estrés tú sola. Habla con tu pareja y dile cómo te sientes al respecto. Existen muchos especialistas que pueden ayudarlos a convertirse en padres. Si después de un año de relaciones sexuales sin anticonceptivos no se ha logrado un embarazo, acudan a un centro especializado en fertilidad. Si tú o tu pareja tienen más de 35 años, vayan antes, tal vez a los seis meses.

¿Cómo combatir el estrés?

Puedes hacer muchas cosas para combatir el estrés, como salir más, asistir a terapia y buscar tratamientos que te ayuden no solo a reducir los niveles de estrés, sino a aumentar las posibilidades de quedar embarazada. Prueba con acupuntura, masajes, meditación y deportes que te hagan encontrar la armonía interior. Camina, practica yoga, pilates o natación. Si esto no funciona, no te culpes, hay más opciones, como probar un tratamiento de embarazo por reproducción asistida.

La vida es maravillosa, no te rindas y busca alternativas.

Este video te puede gustar