El efecto de las redes sociales a nuestra salud mental

Desde que se disparó el uso de los smartphones, todo mundo carga con “su vida” en ellos. Ya sea que se use un teléfono o una tablet, todo el día nos mantenemos pegados a los aparatos. Parece una actividad inofensiva, pero para nuestra salud no. ¿Has pensado en los efecto de las redes en tu salud?

Los estragos que causa a tu salud

Todos agradecemos la existencia de Facebook, Instagram y Whatsapp pues nos hacen sentirnos cerca de toda esa gente que tenemos lejos. Sí, parece algo maravilloso, pero a la larga puede ser contraproducente. Por mantenernos al pendiente de los demás, nos olvidamos de enfocarnos en nuestro propio bienestar.

Su lado bueno y no tanto

Como dije, las redes sociales nos ofrecen la posibilidad de mantenernos en contacto con muchas personas a través de un dispositivo. Conocemos sus novedades, gustos, logros o fracasos. Lo malo es que el efecto de las redes sociales no es el más óptimo para las parejas. Casi siempre se genera desconfianza o celos.

Celos o indiferencia

Dos problemas muy comunes con el manejo de las redes sociales son:

  • Celos en la pareja. Todos los días se escuchan frases como “Le dio like a la foto de esa chica, está en línea pero no me contesta, por qué sigue teniendo a su ex agregada como amiga”. Uno pensaría que esos problemas son sólo de jóvenes, pero no es así. Las redes sociales están funcionando como un medio por el que las personas dejan ver sus verdaderos problemas: celos o desconfianza.
  • Indiferencia. En el caso de que el problema no sean los celos, lo que hay es indiferencia. ¿De qué sirve estar con la pareja, sentados uno al lado de otro, si en vez de disfrutar el tiempo juntos se ignoran y prefieren atender al teléfono?

Estimulación excesiva como efecto de las redes

Tal vez ya te hayas dado cuenta que en la actualidad ya no hacemos cada actividad sin interrumpirla por el uso del celular. Vemos la tele y mientras estamos con el celular. Estamos comiendo con la familia o amigos y estamos más pendientes de las notificaciones. En la noche, en lugar de dormir como se debe, nos quedamos más tiempo atendiendo el teléfono.

Este video te puede gustar