El efecto de la epidural en tu bebé, ¿bueno o malo?

Cuando una mujer está a punto de dar a luz, se acostumbra usar la anestesia epidural para ayudar en el proceso. Esta provoca que los dolores pasen casi inadvertidos. Es algo común en los nacimientos por cesárea, pero hay casos de parto natural en los que las mujeres solicitan su aplicación. ¿Qué tan buena resulta para el bebé?

Anestesia o bloqueo epidural

Es un medicamento que adormece o hace que se pierda la sensibilidad en la mitad inferior del cuerpo. Se administra por medio de una inyección en la espalda y ayuda a que disminuya el dolor de las contracciones durante el parto. Esta inyección también se usa durante cirugías en las extremidades inferiores.

Descenso en el índice de la prueba de Apgar

Esta anestesia es la más solicitada por las mujeres a la hora de parir. Eso resulta práctico para la futura mamá, pero ¿qué tan bueno es para el bebé? Científicos de la Universidad de Granada, en España, realizaron investigaciones que concluyeron lo siguiente. Los bebés nacidos con el efecto de la anestesia epidural mostraban condicionantes negativos comparados con los nacidos sin inyección. Para llegar a ese resultado se analizaron a 2,609 niños nacidos en la ciudad de Jaén, entre 2010 y 2013. Los pequeños nacidos con ayuda de la anestesia presentaban descenso en su índice del test de Apgar. También había un porcentaje mayor de reanimación, necesitaron cuidados intensivos o tuvieron problemas para adaptarse a la lactancia materna.

Ventaja o desventaja

Si lo analizamos de manera objetiva, es un beneficio para la mamá, pero no para el bebé. La mujer puede evitar sentir molestias a la hora del parto o cesárea, pero  puede experimentar cambios hormonales. Lo anterior se debe a que es un fármaco que se transfiere directo al organismo.

La ventaja es que actualmente existen métodos para que tener a tu bebé ya no sea tan doloroso. Por ejemplo, puedes ayudarte de rutinas de yoga o baile para inducir el parto de una manera más natural.

Este video te puede gustar