El cáncer y las emociones, ¿cuál es su relación?

El cáncer es una enfermedad terrible. Que aparezca en alguien de nuestro círculo social es un parteaguas que afecta a todos alrededor. Y aunque hay decenas de tipos de cáncer y algunos mucho más agresivos que otros, la realidad es que no siempre sabemos qué es lo que lo provoca. ¿Has escuchado alguna vez que existe una relación entre el cáncer y las emociones? Pues existe y aquí te lo vamos a explicar.

Cáncer y emociones

Existe algo que se llama descodificación biológica original. Este proceso explica cómo es que tus emociones y no resolver los conflictos emocionales afectan directamente a tu salud. Una vez que comienzas a comprender cómo es que reprimir tus sentimientos te lastima no solo emocionalmente, sino en tu salud física, terminas sacando todo lo que tienes dentro. De esta manera ayudas a tu cuerpo a sanar y lo proteges de futuros males.

¿Significa que si me enojo me va a dar cáncer?

No. Significa que si puedes gestionar los problemas que te aquejan en el día a día, vas a tener una menor probabilidad de enfermarte. Tampoco es como que si hoy lloras porque estás muy triste, te vayas a enfermar. Se trata de un cúmulo de emociones o la recurrencia de estas y no poder manejarlas correctamente. Por ejemplo, si pones atención, te darás cuenta de que, si tiendes a no decir las cosas que te molestan, seguramente también te enfermas muchísimo de la garganta.

¿Cuáles son las emociones que producen cáncer?

Básicamente, cualquier emoción que no puedes resolver correctamente puede enfermarte. No todo te va a producir cáncer de inmediato ni es una ley de vida; sin embargo, sí hay muchos sentimientos que están relacionados con esta terrible enfermedad. Por ejemplo, mujeres que son muy sobreprotectoras no solamente con sus hijos, sino con cualquier persona, son más propensas a padecer cáncer de mama. Obviamente, una vez que te han diagnosticado con cualquier enfermedad es necesario que tomes el tratamiento médico correspondiente; sin embargo, algo que puede ayudarte a salir adelante es aprender a resolver tus conflictos emocionales.

Analiza bien tus sentimientos y comienza a trabajar en tu mente. Te aseguro que los resultados serán sorprendentes.

Este video te puede gustar