El amor hacia los hijos no cambia, sean propios o adoptados

En muchas partes del mundo aún se tiene la creencia de que las mujeres estamos en este mundo para cumplir la misión de convertirnos en mamás. Sin duda, la maternidad es muy respetable, pero hay varias cosas de las que debemos ser conscientes. Para algunas mujeres ya no es prioridad formar una familia. Hay otras que quieren tenerlos, pero por cuestiones fisiológicas no es posible. Es importante recalcar que el amor hacia los hijos debe ser el mismo sean propios o adoptados.

Solo valen si son tuyos

Por desgracia, hay personas que creen o piensan que para que la maternidad sea real, la mujer debe pasar por un embarazo. La realidad es que no necesitas tener a un hijo en tu vientre para sentir amor por él. Los niños que adoptas también merecen amor y sentirse parte de una familia. El ejemplo más claro lo dio Sandra Bullock hace unos días. Ella adoptó a dos pequeños, con los que comparte su vida y es sumamente feliz.

Lo más interesante es que ella se ha cansado de que todo mundo señale a sus hijos como adoptados. ¿Por qué debe llamárseles hijos adoptivos? A los hijos que son concebidos “por error” (en una noche de descuido), no se les llama así. ¿Por qué con los que no nacen de una sí se les debe hacer ese gran señalamiento? Tampoco se les llama hijo in vitro a los que nacen mediante algún tratamiento de concepción. Ella cree que sólo debe llamárseles hijos, punto, porque eso es lo que son, sin importar la forma en que llegaron a tu vida.

Gran ejemplo para todos

Sandra Bullock es un gran ejemplo del verdadero amor de la madre a sus hijos. No somos más o menos madres si tenemos un hijo en nuestro vientre y lo vemos nacer. Muchas mujeres desean dar a luz  y no pueden por factores biológicos. Eso no les impide tener mucho amor para dar a un pequeño dado en adopción, o huérfano o víctima de maltrato por sus padres biológicos.

Este video te puede gustar