El ácido fólico y su papel en el embarazo

Para que un embarazo pueda llevarse de la mejor forma, es importante tener ciertos cuidados. Además, las visitas al médico, los chequeos y todos los complementos que necesitas tomar. El ácido fólico es uno de los nutrientes más importantes que una embarazada debe consumir. ¿Por qué?

De qué se trata

Es una vitamina B, porque el ácido fólico y el folato son casi lo mismo, pero el primero es la forma artificial del segundo. Esta vitamina es importante para las mujeres que desean tener un bebé. Cualquier mujer en edad reproductiva puede tomarlo para prevenir la espina bífida o la anencefalia. Además, también ayuda a prevenir otros defectos congénitos.

¿Por qué debe usarse?

Es mejor si su consumo inicia desde antes embarazarse. Esta vitamina es primordial durante las primeras semanas del embarazo y te ayudará durante toda la gestación. Lo mejor es que no sólo resulta benéfica para el feto, sino para la madre también. De no consumirse, puede causar anemia que dañaría la salud de la madre y por ende al bebé. Además, protege el corazón de ambos.

Consumo

La mejor forma de consumir ácido fólico es a través de los ingredientes naturales. Las legumbres, los granos integrales, las frutas con vitamina C son algunos alimentos que aportan el ácido fólico necesario para el buen desarrollo. Sin embargo, la mayoría de mujeres prefiere tomar suplementos para cubrir la carencia en su dieta. Es importante saber que una mujer en edad reproductiva debe consumir de 400 a 800 mcg de ácido fólico día a día.

Si deseas tener un bebé, no olvides acudir a tus chequeos para saber que todo está bien. Opta por un estilo de vida saludable en el que no falten agua, frutas y verduras. No sólo es por el bienestar de tu bebé, sino también tuyo. No querrás enfermarte y no poder cuidar a tu hijo, ¿o sí?

Este video te puede gustar