Ejercicios para tener un trasero redondito que no son sentadillas

Las mujeres siempre estamos buscando la manera de tener un trasero con volumen y redondo. Es sabido que las sentadillas son el ejercicio perfecto para lograrlo, pero muchas veces nos cansamos de hacer el mismo movimiento sin obtener resultados. Para darle un refresh a tu rutina y lucir un trasero redondito, te muestro estos ejercicios efectivísimos.

Lunge cruzado para lucir un trasero redondito

Para realizar este ejercicio párate lo más recta posible. Después, lleva tu pierna izquierda hacia atrás, doblándola y formando un ángulo de 90 grados con ella. La otra pierna será tu apoyo y también deberá formar un ángulo de 90 grados. Repite este movimiento 15 veces con cada pierna.

Peso muerto con una pierna

Para este ejercicio ponte de pie y luego flexiona ligeramente la pierna izquierda mientras te inclinas hacia adelante llevando la pierna derecha hacia atrás y hacia arriba. Tu tronco debe inclinase hasta quedar paralelo al piso y dirigir tus brazos hacia el piso. Quizá este movimiento te cueste trabajo ya que debes mantener el equilibrio. Si quieres agregarle un poco más de dificultad, puedes sostener unas mancuernas con tus manos. Haz este ejercicio 12 veces por lado.

Plancha con elevación de pierna

La plancha es un ejercicio que nos ayuda a fortalecer abdomen y brazos, pero con esta variante podrás trabajar tus glúteos. Primero colócate en la posición de plancha y después solo levanta tu pierna izquierda y flexiona tu rodilla. Enseguida levanta la pierna para que también eleves tu glúteo. Te recomiendo que realices este ejercicio 15 veces por cada lado y al subir tu pierna aprieta tu glúteo unos segundos.

Puente con una pierna

El puente es otro ejercicio que ayuda mucho a activar tus glúteos y también hace que tengan una mejor forma. Recuéstate en el piso sobre tu espalda. Enseguida dobla las rodillas y deja una en el piso. Estira la otra pierna tratando de mantenerla recta. Después, levanta la  cadera hasta que tu cuerpo quede en línea y luego bájala hacia el piso. Cuando tu cadera se encuentre arriba, aprieta dos segundos tus glúteos. Realiza este movimiento de manera lenta y controlada, ya que así tus glúteos sentirán el trabajo. Por cada lado ejecuta 12 repeticiones.

Este video te puede gustar