Ejercicios para tener un parto sin dolor

El sueño de toda mujer embarazada es tener un parto sin dolor. Sí, pues muchas de nosotras hemos escuchado a nuestras madres o abuelas decir que tuvieron muchas molestias al dar a luz a sus hijos. Tranquila, aunque no lo creas, el ejercicio puede ayudarte a que las molestias sean mínimas. Compartiremos contigo una rutina para que lo logres. ¿Nos cuentas cómo te va?

El ejercicio ayuda a relajar los músculos

Los médicos aseguran que al momento de dar a luz la mujer tiene que hacer mucho esfuerzo. El ejercicio te puede ayudar a relajar tus músculos para que al momento del parto no tengas tanto dolor. Ojo, el ejercicio solo se puede realizar cuando no hay embarazo de alto riesgo. Realizar actividades como cardio ligero ayudan a que tengas la resistencia necesaria en ese momento. Además, se reduce el riesgo de cesárea.

Para las piernas

Realizar este ejercicio ayuda a tonificar los músculos de los muslos. Debes acostarte de lado, con todo tu cuerpo alineado. Puedes llevar una de las piernas como soporte hacia adelante. Apoya tu cabeza en tu mano y la otra colócala en el piso para tener mejor equilibrio. Levanta la pierna que está por encima lo más que puedas, sin hacer demasiado esfuerzo. Cambia de lado y repite 5 veces de cada lado.

Obtén más flexibilidad

Ayuda a que tus músculos pélvicos, muslos y caderas sean más flexibles. Debes sentarte en el piso con la espalda recta. Junta las plantas de tus pies, mientras te inclinas con suavidad hacia adelante. Sentirás cómo se estiran tus caderas y muslos. Para que funcione, la espalda debe estar recta.

Sentadillas

Hacer sentadillas ayuda a que se tonifiquen los músculos del suelo pélvico. Te ayudará a reducir las molestias en la zona lumbar y para tener la mejor posición en el parto. Debes pararte derecha y separar los pies a la altura de los hombros. Mantén tu espalda recta y comienza a sentarte en cuclillas. Tus rodillas no deben pasar la altura de tus pies.

Este video te puede gustar