Ejercicios para poder pararte de manos sin problemas en yoga

Cansada de no poder pararte de manos en la clase de yoga. Conozco perfecto el sentimiento, pero no te preocupes. Te voy a enseñar algunos ejercicios previos que puedes hacer para que logres pararte de manos en muy poco tiempo. Recuerda que esto requiere mucha practica, paciencia y sobre todo tener una buena base que te ayude a mantener el equilibrio una vez que estas arriba.

 

Comienza haciendo perro boca abajo

Comencemos de 0, esta asana te va a enseñar la posición correcta de las manos. Te ayudara a darle fuerza a tu espada, a ubicar tu cadera y familiarizarte con que tu sangre baje a la cabeza. Cada vez que hagas un perro boca abajo recuerda que es el primer paso para pararte de manos. Mantén los pies bien plantados en la tierra.

Coloca las manos en la pared

Este paso es muy importante ya que con el vas a estirar tu cuerpo y llegarás a la postura correcta en un corto tiempo. Coloca tus manos sobre la pared y empujala con la misma fuera que si estuvieras haciendo el perro boca abajo. Espira bien las piernas y las espalda. Respira y relaja tu cabeza. Es decir dale espacio entre tus hombros, esto ayudará a que no aplastes tu cuello cuando estés parada de manos.

Regresa al perro boca abajo y levanta una a una tus piernas

 

Esta vez vas a levantar una pierna y vas a intentar empujar el talón hacia arriba mientras tis manos empujan el piso y tu cuerpo se alarga. Este ejercicio empuja la fuerza que debes tener para mantenerte arriba. Manteniendo la pierna arriba trata de llevar el torso hacia el frente, a la posición de plancha con la mirada en el piso o hacia el frente. Ahora desliza tu cuerpo al frente y atrás, como jugando con el peso de tu cuerpo. Esto ayuda darle fuerza a tus brazos y abdomen. Repite varias veces de ambos lados.

Levanta los pies del piso

Ahora estas lista para pasar a la siguiente posición. Encuentra algo para subir las piernas del piso. Puede ser una silla, un bando, la pelota de pilates o de plano la pares. Es importantes que dejes car tu pero sobre los brazos Trabaja aparte ejercicios de abdomen y de espalda para mantenerte recta y evitar las lesiones. Mantén la posición de 15 a 20 respiraciones.

Con un poco de apoyo

Necesitas encontrar un lugar donde sostenerte. Así tu cuerpo reconocerá el movimiento y se irá haciendo más fácil. Busca una pared o el marco de la puerta y comienza a subir las piernas poco a poco. Sostente y mantente unos segundos. Ten paciencia, la practica hace al maestro.

Este video te puede gustar