Ejercicios que no deberías hacer en tu periodo

Son bastantes las incomodidades que tu periodo conlleva como para agravarlas con ejercicio. Sin embargo, tampoco es buena idea sacrificar tu entrenamiento pues las hormonas que liberas durante esos días los hacen más llevaderos. Para salir de dudas, estos cinco ejercicios definitivamente son los que no deberías hacer en tu periodo.

Postura sirsasana

En el libro Cuida tu propio entrenamiento, de Greg Justice, se explica que como esta es una de las posturas invertidas del yoga, puede generar un flujo menstrual excesivo. Así que durante tu periodo lo mejor será saltarte esta postura a la hora de entrenar.

Postura de la vela o sarvangasana

Esta posición lleva la sangre al cerebro y estimula la tiroides, las glándulas de la próstata y los órganos abdominales. Además, ayuda a tonificar las piernas y glúteos. Por lo tanto es excelente para acelerar tu metabolismo. Sin embargo, no es lo mejor que puedes hacer en tu periodo ya que al elevar los pies y mantener la cabeza en el suelo se registra una congestión vascular en el útero y no puede fluir correctamente la sangre.

Postura del arado o halasana

Al realizar esta postura, sostienes tu peso en la cabeza por lo que se agrandan los vasos sanguíneos del útero. Esto puede llegar a ocasionar un mayor flujo y dolores abdominales. En otro día, esta postura hará maravillas por tu sistema endocrino, la parte superior de tu cuerpo y tu abdomen, pero lo mejor es que no lo vayas a hacer en tu periodo. Si realmente quieres practicar yoga en estos días, te recomendamos probar esta rutina que reducirá notoriamente tus cólicos.

Spinning

Las actividades cardiovasculares son ideales para disminuir los calambres, cólicos y dolor de espalda. Sin embargo, el spinning no tiene todas estas bondades. No es que sea una actividad prohibida al 100%. Lo que sí tenemos que reconocer es que varias posturas pueden hacernos sentir incómodas. Especialmente si estamos sensibles o tenemos flujo abundante. Lo que podemos aconsejarte es que lo practiques cuando tu flujo ha disminuido y que traigas una buena protección para evitar accidentes.

Natación, con sus debidas excepciones

Si tu flujo es verdaderamente abundante y sabes que un tampón no será capaz de absorberlo o no te sientes cómoda usando tampones, lo mejor será quedarte fuera del agua. Lo más probable es que no todo tu periodo la pases así. Por lo tanto, te recomendamos que también esperes a que pasen los días de mayor flujo y cuando entres a la alberca uses buena protección.

Este video te puede gustar