Ejercicios faciales para lucir más joven y radiante

Además de la cirugía estética, que es muy costosa y algo dolorosa, existen otras alternativas para rejuvenecer tu rostro. Estoy hablando de los ejercicios faciales, una serie de movimientos que te ayudarán a recuperar la elasticidad de tu piel. Si quieres lucir más joven, radiante y hermosa entonces estás en el lugar indicado. Yo te comparto algunos ejercicios faciales que puedes hacer en casa. Créeme, notarás la diferencia ¡en semanas!

¡Esculpe tus mejillas!

Este es uno de los mejores ejercicios faciales para darle una mejor forma a los pómulos y reducir el tamaño de tus mejillas. Por otra parte, te ayudará a elevar más la parte media del rostro. Sonríe únicamente con tus labios, es decir que no muestres tus dientes. Intenta hacerlo con las comisuras de la boca mientras tensas los músculos de tus mejillas hacia arriba con fuerza. Tal vez sientas un pequeño ardor pero está bien, quiere decir que el ejercicio es correcto. Después, coloca los dedos índices arriba de las comisuras y aplana con fuerza. Desliza suavemente tus dedos índices hasta llegar a los pómulos y aplana con fuerza durante 20 segundos. Ten cuidado en no llevar tus dedos más arriba de los pómulos. Regresa a la posición inicial y repite este ejercicio dos veces.

Suaviza las arrugas de los párpados superiores

Este ejercicio facial consiste en levantar las cejas con la finalidad de matizar las arrugas verticales de la ceja y suavizar las arrugas de los párpados superiores. Esto es lo que tienes que hacer:

Forma una sonrisa mostrando los dientes. Después, coloca tres yemas de tus dedos debajo de la ceja para forzar la apertura de tus ojos. Sigue sonriendo mientras tratas de fruncir las cejas hacia abajo y mantén presión con tus dedos. Sostén las cejas y respira profundamente. Posteriormente, cierra los párpado y gira tu globo ocular hacia la cabeza. Mantén esta posición durante 20 segundos y relaja al soltar. Hazlo nuevamente por tres veces.

Eleva tus mejillas

Alisa el labio superior y eleva las mejillas caídas para lucir mucho más joven y radiante. Así es como se hace:

Abre la boca en forma de una letra “o” y dobla el labio superior sobre los dientes frontales. Trata de sonreír para elevar tus mejillas. Coloca los dedos índices en la parte alta de las mejillas y debajo de los ojos, pero sin presionar fuerte. Relaja los músculos de los carillos para que vuelvan a su posición original. Vuelve a sonreír con las comisuras de la boca y observa que músculos empujas hacia arriba mientras sonríes. Repite diez veces.

Este video te puede gustar