¿Hacer ejercicio te convierte en mejor amante?

Por ahí corre el rumor de que los hombres y mujeres que hacen ejercicio son mejores amantes que la gente sedentaria. ¿Qué tan cierto es que el ejercicio te convierta en mejor amante? Sin duda, sabemos que el ejercicio contribuye al bienestar físico y mental, y entre sus ventajas está que te ayuda a conservar una buena condición física. Cuando tienes una buena condición física, las actividades que realizas en tu día a día son más placenteras, incluido el sexo. Veamos lo que dicen los expertos.

El deporte y el sexo

La actividad deportiva y sexual comparten más de lo que imaginas. Tienen varios puntos en común. De hecho, el sexo es considerado un ejercicio de cardio de intensidad moderada. Así como hacer ejercicio te ayuda a aumentar la fuerza y resistencia de tus músculos, el sexo lo hace también. Además, igual que el ejercicio, el sexo contribuye a la secreción de endorfinas, las llamadas hormonas de la felicidad, que son clave en el bienestar emocional.

¿Entonces el deporte sí me ayuda a ser mejor en la cama?

En realidad sí, te voy a contar algunos de sus beneficios:
  • El deporte ayuda a mejorar la circulación sanguínea. Esto contribuye a evitar enfermedades como la disfunción eréctil en el caso de los hombres.
  • Además, hacer ejercicio aumenta tu resistencia, lo cual puede ser de gran utilidad en la cama. Tanto hombres como mujeres que hacen ejercicio pueden tener relaciones sexuales más satisfactorias si practican deporte.
  • La irrigación sanguínea es mejor. Gracias a esto, llega más sangre al clítoris y al miembro, por lo que hay una mayor sensibilidad.
  • Los hombres serán capaces de hacer posiciones sexuales que requieren de más destreza física. A algunas chicas les gusta el juego de un hombre dominante en la cama. Hacer ejercicio los vuelve mejores amantes pues son capaces de cargar a su pareja e inventarse muchas tácticas para complacerla.
  • Finalmente, hacer ejercicio también aumenta la autoestima, te sientes más feliz y confiada con tu cuerpo. Esto ayuda en el sentido de que no tendrás la necesidad de pedirle a tu amante que apague la luz a la hora de estar juntos.

¿Tengo que hacer mucho ejercicio para obtener los beneficios?

En realidad no tienes que hacer grandes cantidades de ejercicio para obtener estos beneficios. Con practicar deporte dos o tres veces a la semana será más que suficiente. Para ser un mejor amante el ejercicio es clave, pero lo es más la confianza en ti misma. Recuerda que una mujer sexy no tiene que tener un cuerpo perfecto, más bien debe tener la actitud perfecta. Así que sonríe y siéntete sexy en tu propia piel. 

Este video te puede gustar