Ejercicio de meditación: esto es lo que le pasa a tu cuerpo cuando lo haces

La forma en que vivimos nos está sobrepasando y en la mayoría de casos, padecemos como mínimo gastritis, colitis o presentamos problemas de estrés, ansiedad e insomnio. Parece algo normal, pero no lo es. Si no hacemos algo por nuestra salud y bienestar, estos problemas pueden terminar cobrándonos una cara factura. La meditación es una gran alternativa a la que podemos recurrir no sólo para calmar la mente, sino para mejorar nuestra vida.

Lo primero: la respiración

Antes de hacer ejercicio de meditación, debes enfocarte en tu respiración. Al hacerlo, te concentras en las sensaciones que tu cuerpo experimenta. Conectas tu mente con tu corazón, haciendo que tu ritmo cardíaco se reduzca al igual que los niveles de cortisol. Por eso te sientes más relajada. Así que ya sabes, si respiras, tu meditación será exitosa.

Reduce las ondas beta de tu cerebro

¿Ondas qué? Las ondas beta se activan en tu cerebro cada vez que estás pensando en todos los pendientes que tienes. Lo mismo sucede cuando te enfocas en el pasado, en lo que hubieras hecho y en todas esas cosas que te causan angustia. Obviamente si quieres meditar, necesitas concentrarte para reducir las ondas beta. Según los investigadores, cuando hacemos ejercicio de meditación hay alta presencia de ondas theta (encargadas del aprendizaje, memoria, intuición), ondas alpha (encargadas de la creatividad) y ondas gamma (ligada al nivel de conciencia).

La meditación y tu cuerpo

Si aplicas los ejercicios para meditar en tu vida, lograrás mayor concentración en tu vida. Por si fuera poco, te sentirás más feliz y tu sistema inmunológico se fortalece al igual que tu salud cardiovascular.  

Ahora ya lo sabes, la meditación es la clave para una mejor vida. Imagina los resultados si a eso le agregas un poco de ejercicio, una dieta saludable y puras cosas buenas.  ¿Lo vas a intentar?

Este video te puede gustar